Consejos, trucos y capacitación: Fotos

Videos de capacitación

Aspectos básicos de fotografía

Si tuviera preguntas sobre aspectos básicos de fotografía o asuntos de derechos de autor, vea los cuatro videos creados por el Departamento de Asuntos Públicos de la Iglesia sobre iluminación, fotografía, videografía y derechos de autor y marcas comerciales.

¿Tiene usted algún consejo que desee compartir o desea poner alguno de estos en un video? Créelo y envíe el video con total libertad para su consideración. Si encaja, publicaremos los enlaces al video aquí para que otros vean los ejemplos.


Consejos de los profesionales

Cómo tomar fotos para su uso por la Iglesia

Consejos clave

  • La pauta más importante es ceñirse a las normas de la Iglesia cuando se tomen fotografías.

    Cada foto procedente de las Oficinas Generales de la Iglesia, tanto si es tomada por fotógrafos oficiales de la Iglesia o enviada por los miembros, se verá como una expresión de las normas de la Iglesia. Observe su imagen desde esa perspectiva antes de enviarla y así asegurarse de que nada atenta contra las normas de la Iglesia.
  • Nadie toma fotos siempre perfectas. Esté dispuesto a desprenderse de todo menos de lo mejor.

    Como es tan fácil conservar las fotos digitales, algunas personas no se deshacen nunca de ellas. A fin de llegar a ser un mejor fotógrafo, es necesario ser capaz de evaluar si una foto es buena o no, aun cuando tenga un vínculo emocional con ella porque se esforzó mucho por tomarla. Si la foto no es buena, necesita estar dispuesto a reconocerlo.

    Quédese con las mejores, deshágase del resto.
  • Tome fotos de muestra para ver cuál será la mejor y luego ajuste su configuración para mejorar la foto.

    Tanto si está recorriendo un sitio o tomando fotos de personas, haga un par de fotos de muestra para comprobar la luz, el fondo, el entorno y las agrupaciones de personas. Después de realizar las fotos de muestra, repáselas y haga los ajustes para fortalecer la imagen.
  • Busque cualquier cosa que distraiga la atención y retírela.

    Si el sujeto llamado a ser el protagonista de la foto llega a verse como un elemento menor a causa de las distracciones de la toma (como un poste que pareciera estar saliendo de la cabeza de una persona), muévase y tome las fotos desde otro ángulo.
  • Vea si los fondos pudieran causar problemas. Cambie los ángulos, modifique la distancia focal para desenfocar el fondo o cambie otra cosa para solucionar el problema.

    A veces lo que parece una buena foto pierde todo valor porque algo en el fondo nos distrae del sujeto principal.
  • Retocar una foto digitalmente pudiera ser su única opción.

    En ocasiones se toman fotos que no son de valor a menos que se alteren para que la ropa parezca más modesta o se quite algún elemento de la escena.

    Es mejor resolver un problema durante la sesión fotográfica, pero podría ser necesario corregir algo que hubiera pasado desapercibido.

    Tal vez deba modificar algunas fotos digitalmente para que cumplan con las normas de la Iglesia retirando logotipos o elementos con derechos de autor, o desenfocando elementos que distraigan.
  • Es importante capturar la tecnología actual, pero podría limitar la cantidad de vida útil de una foto.

    ¿Recuerda los viejos celulares del tamaño de un ladrillo? ¿Me explico?

    Es importante recordar que, si bien se necesitan fotos que incluyan la tecnología actual, también es necesario actualizarlas con frecuencia. Los teléfonos celulares y otros dispositivos quedan obsoletos con rapidez, en seis meses más o menos, lo cual implica que esas fotos sólo pueden usarse por un periodo limitado. Se precisa un flujo constante de fotos relacionadas con tecnología actualizada.

Iluminación

  • Tome fotos al alba y al atardecer. No tome fotos alrededor del mediodía.

    La mejor luz se encuentra al principio y al final del día; es más suave y siempre da mejores resultados. Las fotos que se toman alrededor del mediodía tienen demasiado contraste y suelen ser menos interesantes. Evite tomar fotos entre las 10:00 y las 14:00 horas.
  • Si la luz no es la adecuada, deje la cámara en la bosa.
    Buena luz es el secreto de una gran fotografía. Si no hay luz, tampoco hay una gran foto. Tome fotos de muestra para ver qué fotografiar en un día mejor, pero no se moleste en tomar fotos si la luz es mala. En un día nublado se pueden sacar fotos de personas con una luz algo decente, pero no sucede así con los edificios y los templos.
  • Utilice un flash sólo para iluminar los rostros con sombras a pleno sol.

    Cuando se toman fotos a plena luz a veces los rostros aparecen sombreados. Una manera de mejorar las fotos en esas situaciones consiste en poner a los sujetos de espaldas al sol para que haya iluminación posterior y emplear el flash para iluminarles el rostro. También se puede emplear una cartulina blanca u otra superficie que refleje la luz hacia los rostros. Acuérdese de pedirles a los sujetos que se quiten las gafas de sol que pudieran llevar puestas.
     

Gente

  • Busque personas que se sientan cómodas delante de una cámara.

    Las personas que se ponen nerviosas o que aprietan los puños porque están incómodas no aparecen relajadas en las fotos. Dedique unos minutos para hacer que los modelos se sientan cómodos y relajados antes de empezar a tomar fotos.
  • Cuando tome fotos de más de una persona, procure juntarlas, aunque le parezca demasiado. Las separaciones entre las personas empobrecen las fotos.

    El contar con una separación cómoda entre unos sujetos y otros cuando están de pie o sentados en un entorno natural suele ser una gran distancia en las fotos. La separación entre una persona y otra se hace muy evidente cuando se contemplan las fotos. Acerque a las personas y tome fotos de muestra para ver si la distancia entre las personas es correcta.
  • Acérquese y haga que el sujeto sea el elemento principal de la foto.

    Recibimos muchas fotos en las que el sujeto es demasiado pequeño. Para que una foto resulte interesante, haga zoom sobre el sujeto o acérquese a él para que sea el centro de la toma.
  • Tome nota de la ropa de las personas. La gente que sale en sus fotos debiera llevar ropa modesta que cumpla con las normas de la Iglesia.

    La modestia es importante. Las fotos de mujeres con vestidos y otras prendas demasiado cortas o escotadas no sirven. A veces no se puede hacer más que poner alfileres o imperdibles en las prendas de vestir para que se vean modestas durante la sesión fotográfica.

    No obstante, para ser modesta la ropa no precisa cubrir el cuello ni llegar hasta las muñecas o los tobillos.

    Los hombres deben aparecer afeitados y aseados, y si se encuentran en un entorno de la Iglesia, debieran llevar camisa blanca y corbata que no llame la atención. Las corbatas no debieran aparecer aflojadas ni colgando del cuello abierto.
  • De ser posible, pida a las personas que lleve varias mudas de ropa. Asegúrese de que la ropa que viste cada persona encaja con los demás elementos de la escena. Si la ropa de una persona provocara distracciones, pídale que se la cambie. Evite prendas llamativas y a la última moda.

    Las prendas que causen distracciones podrían fácilmente convertirse en el centro de atención de la foto y ocultar lo que realmente se desea que capte la gente. Vea si hay prendas que desentonen con las demás en la foto (como un color chillón o un estilo que no combine).

    La ropa moderna pasa rápidamente de moda y limita el periodo de vida de las fotos. Elija estilos que no cambien mucho con los años y brinden mayor vida a las fotos. Las ropas con grandes logos no se pueden retocar ni editar, por lo que deben evitarse tales prendas. Los logos pequeños también podrían resultar un problema si resultan muy perceptibles.

Templos

  • Primero dese una vuelta y encuentre el mejor ángulo.

    Dedique un tiempo a buscar muchos ángulos diferentes antes de tomar fotos. Busque el ángulo que capte la mejor toma.

    Busque siempre la foto del templo que sea lo bastante buena como para regalársela a aquellas parejas que se hayan casado en él.
  • Elimine los vehículos de las fotos.

    Los vehículos en una foto pueden hacer que las personas que la contemplen dejen de pensar en el templo.
  • Si no puede realizar una buena toma por la mañana ni por la tarde porque nunca le da el sol a la fachada, aguarde al anochecer. Entonces se encenderán las luces y el cielo tendrá luz suficiente para sacar una buena foto.

    Hay templos en los que el sol nunca ilumina la fachada, por lo que tal vez precise aguardar a que se enciendan las luces para sacar la mejor foto.

    Cuando los fotógrafos de la Iglesia sacan fotos de los templos, suelen volver entre cinco y seis veces a lo largo del día para comprobar la luz y sacar la mejor foto. Lograr la mejor foto de un templo implica cierta dedicación.
  • Elévese lo suficiente para que el templo, no los árboles, los arbustos ni las flores, sean el elemento principal de la foto.

    Recibimos muchas fotos de templos donde los setos y las plantas le roban protagonismo al templo en vez de servir como adornos del edificio.

Consejos de otros miembros

Si tiene un consejo que haya mejorado la calidad de sus fotos, ¡nos encantaría que lo compartiera! Su consejo podría ayudar a otras personas que envían fotos magníficas a la Iglesia.

Envíe un video explicando su consejo. Si dicho video fuera inferior a 12 MB, envíelo a create.photos@ldschurch.org. Esta dirección está protegida contra spambots y precisará tener JavaScript habilitado para verla. Si el video fuera mayor de 12 MB, comuníquenoslo y le ayudaremos con el proceso de envío.

Puede enviar un consejo por cada una de las categorías siguientes o sugerir una categoría nueva.