¿Cuánto tiempo hace que es videógrafo?

Empecé a trabajar como operador de cámara a los 16 años filmando documentales religiosos (no SUD). Desde entonces he trabajado para corporaciones por más de tres décadas.

¿Qué le atrajo de hacer filmaciones?

Considero que la videografía/fotografía es una de las profesiones con más variedad que existe. A través de la cámara se puede experimentar una variedad de personas, productos y situaciones sin tener que dedicarse a esas ocupaciones de tiempo completo. Cuando se tienen clientes que desean que uno relate o documente su historia, o les ayude a vender productos o servicios, a menudo se aprende mucho en el proceso. Ayuda el ser curioso y que a uno le guste aprender. Se apreciará mejor la variedad y puede ayudarle en su profesión el estar constantemente haciendo preguntas, a veces las obvias, se espera que sean las correctas

 

¿Cuál es su especialidad?

Filmar personas. Las personas son más importantes que los productos o los servicios. Las personas son, literalmente, el alma y la esencia de cualquier compañía u organización, por lo que las fotos los videos que se basan en las personas me resultan más gratificantes. También me he especializado en servicios médicos de urgencia y de incendios. En mi gran variedad laboral fui bombero y paramédico de urgencias a tiempo parcial, y siempre era de los primeros en llegar al lugar. Con el tiempo, las agencias para las que trabajaba me permitieron dejar a un lado la manguera y el maletín médico para hacer aquello para lo que tenía verdadero talento: documentar incendios, accidentes y personas (a menudo en el peor día de sus vidas).

¿Cómo llegó a interesarse en enviar sus videos a la Iglesia?

Cuando uno madura (y se hace mayor) empieza a preguntarse qué legado deja tras de sí. Me apenaría que las únicas personas que vieran mis mejores creaciones fueran las que me conocían o quienes pagaron por ellas. Prefiero tener mis imágenes ahí fuera, aunque no perciba dinero ni reconocimiento por ellas. Dentro de cien años espero que haya alguna foto mía sobre algún manto, en un libro de recuerdos o en un libro convencional. A esas personas no les importará quién fue el fotógrafo, pero me importará a mí. Me satisfaría mucho saber que perdura una parte de mí, que una parte de mi talento aún florece y realiza su función de documentar un lugar, una persona o una cosa bella.

¿Cómo se siente al saber que el uso de los videos contribuye a edificar el reino o a compartir el Evangelio?

Todos tenemos talentos y habilidades y podemos mejorar la manera de compartirlos. Es una parte de lograr aquello por lo que hemos venido aquí.

¿Cómo decide qué fotografiar y cómo hacerlo?

Por lo general se relaciona con el curso natural y las actividades de mi semana. Si estoy al aire libre, ayuda el tener las cámaras a la mano. Si me llevo a la familia de vacaciones o de acampada, siempre cabe la posibilidad de hacer fotos de paisajes o de elementos de la naturaleza. Si estuviera realizando un proyecto para un cliente, probablemente realizaría algunas tomas más para mí o para tener de reserva. Normalmente uno no tiene que cambiar drásticamente de vida para encontrar buenas imágenes en cualquier parte. Hay un par de tendencias respecto a encontrar cosas geniales que retratar. Una es aguardar. Todo es cuestión de oportunidad y tiempo. La otra, la cual yo respaldo, es que hay tanta belleza a nuestro alrededor que es casi imposible no verlo si es que tiene ojos.

¿Cómo describiría su estilo fotográfico?

¡Preparado, dispara, apunta! Por lo general disparo antes de pensar en la situación. A veces es bueno, en especial cuando se piensa que las cosas difícilmente se repiten y si no las capturas la primera vez normalmente no hay una segunda ocasión.

¿Qué le aconsejaría a alguien novato en la videografía o la fotografía?

Haga muchas fotos. Es un consejo ideal para los aficionados ya que éstos hacen una sola foto y se creen que ya lo tienen. Yo suelo hacer una docena de fotos en el mismo tiempo que ellos tardan en sacar una; lo hago de diversas maneras, ángulos y perspectivas. Nunca dejo de pensar si saldría mejor de esta manera o desde aquella otra, tal vez con luz lateral o posterior, etc. Sirve también para el video; graben más para asegurarse de que haya algo que se pueda utilizar. Las probabilidades de lograr buenas imágenes aumentan con cada foto que hagan de más.

Si pudiera realizar un video de cualquier cosa, ¿sobre qué lo haría?

Hago muchas videoentrevistas a personas. Hemos desarrollado una historia personal de una hora de duración a la que llamamos “Visualegacy” [Legado visual]. Dedicamos cuarenta minutos a capturar las partes cronológicas de la vida de una persona y el resto del tiempo versa sobre lo que ha aprendido de tales experiencias. ¿Por qué eligieron esa vida que viven? ¿Cómo influyó la vida en el tipo de personas que son? ¿Qué consejo le darían a quienes recorren el sendero de la vida por detrás de ellos? Resulta sorprendente cuánto se puede capturar de la vida de una persona en tan sólo una hora de entrevista. Ellos también se sorprenden gratamente de poder hacerlo en sus propias palabras para que su posteridad les oiga y los vea. Es muy sencillo y gratificante, y es lo mínimo que se debería hacer si la redacción de una biografía, que suele durar cinco años, resulta demasiado intimidante.