Alma


La palabra alma se utiliza en las Escrituras como sinónimo de espíritu para describir a una persona en cuatro etapas diferentes de su existencia eterna. Alma se utiliza para describir a una persona en la vida preterrenal, es decir, antes de nacer (véase Abraham 3:23). En esta vida el alma se une a un cuerpo físico (véase Abraham 5:7). Después de la muerte, el alma abandona el cuerpo y va al mundo de los espíritus, donde aguarda la resurrección (véase Alma 40:11–14). En la resurrección, el cuerpo y el alma se unen inseparablemente en lo que se llama “la redención del alma” (véase Alma 40:23; D. y C. 88:15–16).

Información adicional

Véase también Espíritu; Plan de Salvación; Resurrección

—Véase Leales a la fe, 2004, pág. 17

Materiales adicionales para el estudio

  • “Alma” Guía para el Estudio de las Escrituras