Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal

Ordenanzas del Sacerdocio Aarónico

La bendición de la Santa Cena

Los presbíteros bendicen la Santa Cena pronunciando las palabras: “Oh Dios, Padre Eterno, en el nombre de Jesucristo, tu Hijo, te pedimos que bendigas y santifiques este pan para las almas de todos los que participen de él, para que lo coman en memoria del cuerpo de tu Hijo, y testifiquen ante ti, oh Dios, Padre Eterno, que están dispuestos a tomar sobre sí el nombre de tu Hijo, y a recordarle siempre, y a guardar sus mandamientos que él les ha dado, para que siempre puedan tener su Espíritu consigo. Amén” (D. y C. 20:77).

El agua la bendicen con las palabras: “Oh Dios, Padre Eterno, en el nombre de Jesucristo, tu Hijo, te pedimos que bendigas y santifiques [esta agua] para las almas de todos los que [la] beban, para que lo hagan en memoria de la sangre de tu Hijo, que por ellos se derramó; para que testifiquen ante ti, oh Dios, Padre Eterno, que siempre se acuerdan de él, para que puedan tener su Espíritu consigo. Amén” (D. y C. 20:79).

Cómo efectuar un bautismo

Bajo la dirección de la autoridad que presida, un presbítero puede efectuar la ordenanza del bautismo. Para ello, el joven:

  1. 1.

    Se para dentro del agua con la persona que será bautizada.

  2. 2.

    Sujeta con la mano izquierda la muñeca derecha de la persona (por comodidad y seguridad); la persona que será bautizada sujeta con la mano izquierda la muñeca izquierda del poseedor del sacerdocio.

  3. 3.

    Levanta el brazo derecho en forma de escuadra.

  4. 4.

    Llama a la persona por su nombre completo y dice: “Habiendo sido comisionado por Jesucristo, yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén” (D. y C. 20:73).

  5. 5.

    Permite que la persona se tape la nariz con la mano derecha (por comodidad); luego, el poseedor del sacerdocio coloca la mano derecha sobre la espalda de la persona y la sumerge completamente, incluso la ropa.

  6. 6.

    Ayuda a la persona a salir del agua.

Cómo conferir el Sacerdocio Aarónico y ordenar a un oficio

Cuando lo apruebe la autoridad que presida, un presbítero puede conferir el Sacerdocio Aarónico y ordenar a alguien a uno de los oficios.

Para efectuar una ordenación al sacerdocio, uno o más poseedores del sacerdocio autorizados colocan las manos suavemente sobre la cabeza de la persona que será ordenada. Entonces, la persona que efectúa la ordenación:

  1. 1.

    Llama a la persona por su nombre completo.

  2. 2.

    Menciona la autoridad mediante la cual se efectúa la ordenación (el Sacerdocio Aarónico o de Melquisedec).

  3. 3.

    Confiere el Sacerdocio Aarónico, a menos que ya se le haya conferido antes a la persona.

  4. 4.

    Ordena a la persona al correspondiente oficio en el Sacerdocio Aarónico (diácono, maestro o presbítero) y le otorga los derechos, los poderes y la autoridad que conlleve ese oficio. (No se otorgan llaves al conferir el sacerdocio ni al ordenar a uno de sus oficios).

  5. 5.

    Pronuncia palabras de bendición conforme se lo indique el Espíritu.

  6. 6.

    Termina en el nombre de Jesucristo.