Saltar navegador principal

Tu Deber a Dios

your-duty-to-godphoto
“He aquí, tú eres mi hijo… Y tengo una obra para ti” (Moisés 1:4, 6).

Tú eres un hijo de Dios. En la actualidad, Él ha restaurado Su sacerdocio y te lo ha confiado. El propósito de este libro es ayudarte a:

  • Fortalecer tu testimonio y tu relación con Dios.

  • Aprender y cumplir tus responsabilidades del sacerdocio.

  • Aplicar las normas del folleto Para la fortaleza de la juventud.

El Señor ha prometido que, a medida que cumplas tus deberes del sacerdocio, serás santificado por el Espíritu, llegarás a ser el elegido de Dios y en su momento se te dará todo lo que el Padre tiene (véase D. y C. 84:33–38). Tu servicio como poseedor del sacerdocio llevará grandes bendiciones a las personas que sirvas.

“He aquí, tú eres mi hijo… Y tengo una obra para ti” (Moisés 1:4, 6).

Centra tu atención en lo que estás llegando a ser

El cumplimiento de tu deber a Dios es una tarea de toda la vida. No consideres este libro como una lista de tareas que debes terminar rápido a fin de ganarte un premio. Mejor concéntrate en la forma en que las actividades que escojas te ayudarán a desarrollar atributos espirituales y a llegar a ser la clase de poseedor del sacerdocio que el Señor desea que seas.

No es requisito terminar las actividades de este libro para ser avanzado en el sacerdocio; el propósito de las mismas es prepararte para prestar servicio en el sacerdocio.

Aprende, actúa y comparte

El Señor ha mandado: “…aprenda todo varón su deber, así como a obrar con toda diligencia en el oficio al cual fuere nombrado” (D. y C. 107:99).

A medida que realices diligentemente las actividades de este libro, tendrás la oportunidad de aprender tus deberes, elaborar tu propio plan para seguirlo y compartir tus experiencias con tus padres y los miembros del quórum. Elabora un plan que vaya de acuerdo con tus intereses y necesidades. El plan debe constituir un reto, pero también debes disfrutarlo. Concéntrate en actividades en las que puedas ejercer el sacerdocio para brindar servicio a los demás. Al elaborar y seguir tu propio plan asumirás la responsabilidad de tu desarrollo espiritual.

En algunas de las actividades de aprendizaje, se te invitará a que escribas tus ideas y sentimientos sobre lo que estudies. Considera la idea de escribirlos en una libreta o en un diario.

Cómo obtener ayuda

El plan que elabores en este libro es de carácter personal, pero tus padres, los miembros del quórum, el presidente del quórum y otros líderes de la Iglesia te pueden ayudar. Por ejemplo, puedes:

  • Pedirles ayuda a medida que aprendas tus deberes y elabores tu plan. El presidente del quórum, por ejemplo, posee llaves del sacerdocio para tu quórum y tiene la responsabilidad de ayudarte para que aprendas y cumplas tus deberes del sacerdocio.

  • Compartir tus experiencias con ellos en entrevistas, reuniones y actividades del quórum, así como en conversaciones informales. Eso te servirá para ver el avance que estés logrando y para que cultives la confianza para hablar del Evangelio. Las cosas que compartas también podrían fortalecer el testimonio de los demás.

  • Invitar a tus padres y a los miembros del quórum a que también elaboren un plan a fin de que trabajen juntos para seguirlo. Si sigues tu plan con otra persona, ambos se apoyarán y se darán aliento.

Cómo está organizado este libro

Aprenderás principios y elaborarás un plan sobre las siguientes áreas:

  • Fortaleza espiritual. El poner en práctica lo que aprendas en esta sección te ayudará a obtener la fortaleza espiritual que necesitas para permanecer en la senda de la rectitud. Adoptarás el hábito de orar y de leer las Escrituras con regularidad, lo cual abarca el estudio de las palabras de los profetas vivientes. Aprenderás y enseñarás las doctrinas del evangelio de Jesucristo. También aprenderás y aplicarás principios que te ayudarán a ser un digno poseedor del sacerdocio.

  • Deberes del sacerdocio. El poner en práctica lo que aprendas en esta sección te ayudará a acercarte más al Salvador a medida que ejerzas Su sacerdocio. Al representar al Salvador, tu amor por los demás aumentará mientras les brindes servicio. Aprenderás a administrar las ordenanzas del sacerdocio, a ayudar a los demás y a invitar a todos a venir a Cristo.

  • Para la fortaleza de la juventud. En esta sección aprenderás en cuanto a algunas normas del folleto Para la fortaleza de la juventud, y la manera de aplicarlas, entre ellas se encuentran las secciones tituladas “La salud física”, “La educación”, “La familia” y “Las amistades”. Al poner en práctica esas normas, podrás servir con más eficacia al Señor y estarás mejor preparado para el futuro.

  • La preparación para recibir el Sacerdocio de Melquisedec. El plan que lleves a cabo en este libro te ayudará a prepararte para recibir el Sacerdocio de Melquisedec y para ser digno de prestar servicio en una misión de tiempo completo. Cuando seas presbítero, tendrás la oportunidad de elaborar un proyecto que te brindará más preparación. Aprenderás sobre los convenios que tú hagas al recibir el Sacerdocio de Melquisedec y las cualidades que tienen los misioneros eficaces.

Para ver la versión interactiva de este libro y otros recursos en línea, visita DutytoGod.lds.org.

Certificados Mi Deber a Dios

Después de llevar a cabo tus planes de diácono y maestro, recibirás certificados de reconocimiento por el avance que hayas logrado a medida que cumplas tu deber a Dios. Después de que lleves a cabo tu plan de presbítero, lo cual incluye tu proyecto en preparación para recibir el Sacerdocio de Melquisedec, recibirás un certificado de reconocimiento por los logros que hayas obtenido durante los años que pasaste como poseedor del Sacerdocio Aarónico.

your-duty-to-god-photo-1 your-duty-to-god-photo-2 your-duty-to-god-photo-3