Saltar navegador principal

La preparación para recibir el Sacerdocio de Melquisedec

Paso 1: Aprende

Cuando recibes el Sacerdocio de Melquisedec entras en el juramento y el convenio del sacerdocio. Para aprender más en cuanto a ese tema, lee Doctrina y Convenios 84:33–44 y “Sacerdocio de Melquisedec” en Leales a la fe (páginas 170–171). Después, con la ayuda de tu obispo o de tus padres, busca una ocasión para enseñar a otras personas lo que hayas aprendido (por ejemplo, en la reunión del quórum de presbíteros, en la reunión sacramental o en la noche de hogar).

Un importante deber del Sacerdocio de Melquisedec es predicar el Evangelio (véase D. y C. 53:3). A fin de prepararte para cumplir este deber, averigua qué se esperará de ti cuando prestes servicio en una misión de tiempo completo. Considera lo siguiente:

  1. 1.

    Dignidad personal y testimonio.

  2. 2.

    Conocimiento del Evangelio.

  3. 3.

    Atributos semejantes a los de Cristo.

  4. 4.

    Hábitos de trabajo y salud física.

A fin de averiguar en cuanto a los requisitos para el servicio misional, acude a las siguientes fuentes de información: tus padres, tu obispo, ex misioneros, el Manual Misional, Predicad Mi Evangelio, y discursos pronunciados por Autoridades Generales (algunos de ellos se encuentran en el sitio DutytoGod.lds.org). Escribe lo que aprendas.

Mi diario
5000 caracteres que quedan Guardar