Saltar navegador principal

Mujeres Jóvenes

Emblema de las Mujeres JóvenesProgreso Personal → Hogar

Bienvenida al programa del Progreso Personal pink flower

 Eres una hija amada de nuestro Padre Celestial, preparada para venir a la tierra en esta época precisa para un propósito sagrado y glorioso. Tienes la noble responsabilidad de utilizar tu fortaleza y tu influencia para bien. Tu amoroso Padre Celestial te ha bendecido con talentos y habilidades que te ayudarán a cumplir tu misión divina. Al aprender a aceptar y poner en práctica en tu vida los valores de las Mujeres Jóvenes, crearás los hábitos de la oración personal, el estudio de las Escrituras, la obediencia a los mandamientos y el servicio a los demás. Esos hábitos personales fortalecerán tu fe y tu testimonio de Jesucristo, y también te permitirán reconocer y desarrollar tus propios dones.

 Ejerce siempre tu influencia para elevar y bendecir a tu familia, a otras mujeres jóvenes y a los hombres jóvenes con los que te relaciones. Honra tu condición de mujer, apoya al sacerdocio y valora la maternidad y la paternidad fieles.

 Al participar en el programa del Progreso Personal, te unes a miles de mujeres jóvenes que se esfuerzan por venir a Cristo y “ser testigos de Dios en todo tiempo, y en todas las cosas, y en todo lugar” (Mosíah 18:9). Procura el consejo de tus padres y, con espíritu de oración, elige metas que te permitan cultivar virtudes femeninas, fortalecer tu testimonio y alcanzar tu potencial divino. Aprovecha el tiempo que estarás en las Mujeres Jóvenes al prepararte para recibir las sagradas ordenanzas del templo, para ser una esposa y madre fiel y para fortalecer el hogar y la familia.