Técnicas de uso y seguridad con cuchillos

  • Cuchillos sobre una tabla

Propósito

Aprender las maneras correctas de usar y cuidar un cuchillo.

Descripción

Planifica una actividad donde aprendas a usar un cuchillo de manera segura. Podrías invitar a alguien que tenga conocimiento y experiencia para que enseñe a esculpir o tallar. También podrías aprender y practicar cómo lanzar cuchillos, si tienes cuchillos diseñados específicamente para lanzar. Durante toda la actividad, asegúrate de usar las técnicas de seguridad apropiadas. Limpia y afila el cuchillo al término de la actividad. Busca maneras de usar un cuchillo durante el campamento, tal como preparar yesca (ramitas secas) para la fogata. Asegúrate de cumplir las siguientes pautas durante la actividad.

Uso seguro del cuchillo:

  • Nunca le pases un cuchillo desenfundado a otra persona. Cierra o enfunda el cuchillo antes de pasarlo. Siempre pasa el cuchillo con el mango por delante y
  • la hoja hacia afuera. Si se te resbala, no te cortarás.
  • Nunca dejes el cuchillo en el suelo.
  • Guárdalo siempre en la funda y en un lugar seguro, fuera del alcance de los niños.
  • Nunca camines con el cuchillo en la mano y sé consciente del entorno cuando uses un cuchillo.

Cómo cuidar del cuchillo:

  • Mantén el cuchillo limpio, seco, afilado y sin óxido.
  • Aplica unas gotas de aceite de máquinas liviano a las juntas y a la hoja del cuchillo.
  • Nunca intentes cortar materiales como metal, ladrillo y superficies duras similares. Estos materiales arruinarán la hoja. Antes de empezar a cortar o tallar, asegúrate de que la madera no tenga clavos.
  • No ejerzas demasiada presión en la parte ancha de la hoja ni uses la hoja para hacer palanca para abrir algo, ya que podría romperse.
  • Mantén el cuchillo lejos del fuego, pues el calor templará el metal, ablandando el cuchillo y dificultando que pueda afilarse.

Cómo afilar el cuchillo:

  • Ten a mano materiales como piedra de afilar y aceite de máquinas.
  • Aplica unas gotas de aceite suave de máquinas en la parte áspera de la piedra de afilar. El aceite hace que cualquier partícula de metal se deslice e impide que se dañe la superficie de la piedra.
  • Sostén la hoja lisa sobre la superficie de la piedra (usa el lado áspero de la piedra cuando tengas que afilar mucho el cuchillo y el lado suave cuando solo tengas que afilarlo un poco). Levanta ligeramente la parte posterior de la hoja y pasa todo el borde de la hoja por la piedra. Realiza un movimiento suave y circular, como si estuvieras cortando una rodaja (loncha) fina de la piedra.
  • Da vuelta a la hoja y realiza el mismo proceso para afilar del otro lado.
  • Repite el proceso hasta que la hoja esté afilada. Prueba el cuchillo en una ramita seca o rama pequeña.

Agregar al calendario