Menú de los Jóvenes

Cinco bendiciones que provienen de recordar al Salvador

Eric B. Murdock Church Magazines

Cada semana tomamos la Santa Cena y prometemos recordar al Salvador, no solo los domingos, sino siempre.

1. Tendremos Su Espíritu con nosotros

Al tomar la Santa Cena el domingo se les recuerda la promesa de que, si se acuerdan de Cristo, guardan Sus mandamientos y toman Su nombre sobre ustedes, tendrán siempre Su Espíritu consigo. Es fácil extraviarse en un mundo lleno de dificultades, pero si tienen el Espíritu Santo con ustedes, “… por el poder del Espíritu Santo [podrán] conocer la verdad de todas las cosas” (Moroni 10:5). El Espíritu del Señor puede ser su guía y los bendecirá con dirección, instrucción y protección.

2. Él puede darnos fuerza para resistir la tentación

Nuestra fe en Jesucristo es la defensa mejor y más segura contra la tentación (véase Alma 37:33). Cuando centramos la mente en Cristo, podemos reconocer las mentiras de Satanás y detectar sus intentos de engañarnos. Ya que Jesús enfrentó la tentación pero nunca cedió a ella, podemos confiar en Él cuando tengamos tentaciones. Nefi enseñó que quienes “ se aferraran a [la palabra de Dios], no perecerían jamás; ni los vencerían las tentaciones ni los ardientes dardos del adversario” (1 Nefi 15:24). Al recordar al Salvador y Sus enseñanzas, Él puede elevarnos y fortalecernos contra las tentaciones.

Más sobre la Santa Cena

Para saber más sobre el Salvador y la Santa Cena pueden leer:

3. Su ejemplo nos guiará

Jesús no solo nos dice adónde ir para obtener la vida eterna, sino que guía el camino. Él dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Juan 14:6). Cristo es nuestro ejemplo perfecto. Durante Su ministerio terrenal, enseñó y ejemplificó el amor, la mansedumbre, la humildad y la compasión. Dedicaba el tiempo a enseñar, prestar servicio y amar a los demás. Fue obediente a la voluntad de Su Padre en todo lo que hizo (véase Juan 5:30). En todas las cosas, el Salvador fue el modelo de cómo deberíamos vivir, y nos invita a todos a seguir Su ejemplo. Si alguna vez les pasa que no saben adónde ir ni qué hacer, recuerden al Salvador. Él dijo: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12).

4. Él puede ayudarnos a servir a los demás

Jesús siempre puso las necesidades de los demás por encima de las de Él. “… Anduvo haciendo bienes” (Hechos 10:38); sanó a los enfermos y ayudó a los que tenía a Su alrededor. Cuando recordamos a Jesús, recordamos los actos de servicio desinteresado que definieron Su vida y también recordamos que nos ha pedido que lo sirvamos a Él mediante el servicio al prójimo. “Cuando os halláis al servicio de vuestros semejantes, solo estáis al servicio de vuestro Dios” (Mosíah 2:17). El Señor abrirá los ojos de ustedes para que vean a qué personas a su alrededor podrían ayudar. También se les guiará en cuanto a la mejor manera de prestarles servicio. Tendrán una vida más feliz y plena al realizar actos pequeños y sencillos de servicio bondadoso. Servir a los demás les traerá una sensación de paz y gozo en la vida.

5. Podemos arrepentirnos

Aun cuando intentemos sinceramente guardar los mandamientos, todos fallamos; pero gracias a la vida y la misión de Jesucristo hay un camino de regreso. Acordarse de Jesucristo nos recuerda el don del arrepentimiento que se nos ofrece por medio de Su expiación. Jesús invita a todos a arrepentirse, y experimentamos gozo cuando nos alejamos del pecado y nos volvemos a Él. Cuando tenemos un deseo sincero de cambiar y de guardar los mandamientos, el Señor promete: “He aquí, quien se ha arrepentido de sus pecados es perdonado; y yo, el Señor, no los recuerdo más” (D. Y C. 58:42). Al participar de la Santa Cena, hacen el convenio de recordar siempre al Salvador. Cuanto más tengan a Cristo en sus pensamientos, más llegará a ser el centro de su vida y más los guiará y dirigirá para que alcancen todo su potencial. Recordar siempre al Salvador siempre bendecirá su vida.

Comparte tu experiencia

¿Qué bendiciones has recibido por recordar a tu Salvador? Comparte tu experiencia a continuación.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes

Instrucciones para contar tus experiencias