cerrar
Saltar navegador principal
Menú de los Jóvenes

5 maneras de calmar la ansiedad

Eric B. Murdock Revista de la Iglesia

Ya sea que sea una enfermedad o una situación estresante, aquí tienes cinco cosas que he aprendido que me ayudan a calmar la ansiedad.

¿Estás preocupado todo el tiempo? Yo también lo estaba. Me preocupaba todo: tomar exámenes, conocer a personas nuevas, hablar en público, salir en citas y competir en deportes. Puedes leer acerca de lo que aprendí de luchar contra el trastorno de ansiedad en “Cómo hacer frente a la ansiedad”.

En primer lugar, un trastorno de ansiedad no significa que careces de carácter o eres débil. Es tratable y es algo en lo que se debe trabajar, no es algo de lo que uno deba avergonzarse. En segundo lugar, todas las personas experimentan sentimientos de ansiedad de vez en cuando. Es una reacción normal a situaciones nuevas, desconocidas o difíciles.

Lightbulb

Ya sea que sea una enfermedad o una situación estresante, aquí tienes cinco cosas que he aprendido que me ayudan a calmar la ansiedad:

  1. Cuando tengas pensamientos y sentimientos de ansiedad, deja lo que estés haciendo por un momento, siéntate, cierra los ojos y respira profundamente. Llena la mente con pensamientos de paz y tranquilidad.
  2. La buena nutrición, el descanso y el ejercicio realmente ayudan a nuestro bienestar físico, mental y espiritual.
  3. Presta mucha atención a lo que estés pensando. Pensamientos de temor, negativos, poco realistas o autocríticos pueden desencadenar la ansiedad. Haz el compromiso de centrarte en pensamientos saludables, positivos y realistas.
  4. Habla con alguien que pueda ayudarte, como uno de tus padres u otro adulto de confianza. Si la ansiedad es lo suficientemente severa, quizás deba ser tratada con terapia y medicación, y está bien. No es una señal de debilidad o fracaso personal el obtener la ayuda que necesitas.
  5. Jovencita
    Realiza cosas que inviten al Espíritu a tu vida. Ora específicamente para tener sentimientos de calma. Cuenta tus bendiciones. Lee pasajes de las Escrituras que te brinden paz, esperanza y fortaleza. Recuerda que el Padre Celestial te ama y que “el valor de las almas es grande a la vista de Dios” (D. y C. 18:10). Eso significa que tienes gran valor. Con ese conocimiento, cree en ti mismo y enfrenta tus temores y desafíos con fe. Sigue adelante con confianza y haz lo mejor que puedas.

Comparte tu experiencia

¿Te has enfrentado a la ansiedad? ¿Cómo sigues adelante con confianza? Comparte tu experiencia a continuación.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes

Instrucciones para contar tus experiencias