Skip main navigation

Recordarle siempre

Cada domingo, se nos da la oportunidad de recordar y renovar nuestros convenios bautismales al participar de la Santa Cena.

La Santa Cena consiste en participar de pan y agua. El pan partido nos recuerda el sufrimiento y la muerte físicos que Cristo venció por nosotros, y los vasitos de agua nos recuerdan el sufrimiento espiritual que hizo que sangrara por cada poro para la remisión de nuestros pecados. La Santa Cena es un poderoso recordatorio del precio que el Salvador pagó al expiar por nosotros.

“No hay duda de que esa es la razón por la que recibimos esa ordenanza particular, con todos sus simbolismos, más regularmente y con más frecuencia que ninguna otra en la vida”, dijo el élder Holland. “Se presenta en lo que se conoce como la más sagrada, la más santa de todas las reuniones de la Iglesia”.

Lee el discurso completo del élder Holland, “Haced esto en memoria de mí”.

Aprende más sobre cada convenio en el sendero del convenio.

Comparte tu experiencia

¿Qué harás para “recordarle siempre”? Haz clic en Comparte tu experiencia a continuación.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes