Skip main navigation
Menú de los Jóvenes

¿Estás escuchando?

Mindy Raye Friedman Church Magazines

Las palabras de los profetas y apóstoles te brindan protección y fortaleza increíbles.

Cada seis meses, en la conferencia general, tienes la oportunidad de escuchar a profetas y apóstoles vivientes. Esto es una bendición maravillosa y puede cambiar tu vida, si escuchas y sigues sus consejos. ¿Cómo te pueden bendecir sus palabras? Considera estas cuatro maneras.

1. Seguridad

Los profetas y apóstoles son atalayas en la torre, capaces de ver el peligro desde lejos (véase D. y C. 101:54). Muchos de los mensajes te enseñan cómo protegerte. Ellos advierten de peligros para tu cuerpo y tu espíritu, y brindan consejo sobre cómo protegerte. Por ejemplo, el presidente Boyd K. Packer, presidente del Quórum de los Doce Apóstoles, recientemente nos recordó que “las Escrituras poseen la clave para la protección espiritual” (“La clave para la protección espiritual”, Liahona, noviembre de 2013, pág. 26). Y hay muchos otros ejemplos.

¿Por qué es tan importante la seguridad? Tal como enseño el élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce Apóstoles: “El mundo se aleja del Señor más rápido y más lejos que nunca. El adversario ejerce su poder e influencia sobre la tierra. Vemos, oímos, leemos, estudiamos y compartimos las palabras de los profetas a fin de estar prevenidos y recibir protección… Testifico que quienes pongan su confianza en el Señor y den oído a este consejo con fe, recibirán mayor fortaleza para ser bendecidos tanto ellos como sus familias por generaciones futuras” (La Conferencia General: Fortalece la fe y el testimonio”, Liahona, noviembre de 2013, pág. 7).

“En las conferencias podemos recibir la palabra del Señor para nosotros… Esto es posible porque el Espíritu Santo lleva la palabra del Señor a nuestro corazón en términos que podamos comprender.” —Élder Robert D. Hales

2. Guía

Además de ayudarte a encontrar seguridad, los profetas y apóstoles también brindan orientación sobre muchos otros temas. A medida que hablan sobre temas que son relevantes para tu vida y la situación en que estás, te enseñan cómo ser feliz en esta vida y cómo prepararte para la vida eterna.

Los mensajes serán personalizados sólo para ti, tal como el élder Hales nos ha recordado: “En las conferencias podemos recibir la palabra del Señor para nosotros… Esto es posible porque el Espíritu Santo lleva la palabra del Señor a nuestro corazón en términos que podamos comprender” (“La Conferencia General”, Liahona, noviembre de 2013, pág. 6).

3. Fortaleza

Escuchar las palabras de los profetas y apóstoles también te permite obtener una mayor fortaleza espiritual para superar los desafíos de la vida. Por ejemplo, nos ayudan a ver los propósitos de las pruebas. El presidente Thomas S. Monson enseñó: “Nuestro Padre Celestial, que nos da tanto en qué deleitarnos, también sabe que aprendemos, crecemos y nos volvemos más fuertes al enfrentar y sobrellevar las pruebas por las que tenemos que pasar. Sabemos que habrá ocasiones en que sentiremos un pesar desgarrador, que sufriremos y que seremos probados al máximo. No obstante, esas dificultades nos permiten cambiar para mejorar, reconstruir nuestra vida a la manera en que nuestro Padre Celestial nos enseña y llegar a ser diferentes de lo que éramos” (“No te dejaré, ni te desampararé”, Liahona, noviembre de 2013, pág. 87).

Los oradores de la conferencia también suelen contar historias y compartir mensajes acerca de cómo permanecer fieles, y te recuerdan que nunca debes darte por vencido. Por ejemplo, cuentan la historia de una persona que venció una tentación, lo que te da fortaleza para vencer la tuya propia. O comparten un mensaje de esperanza, después de que hayas experimentado una decepción. Estos mensajes pueden darte la fortaleza para permanecer fiel a tus creencias y superar los desafíos que afrontas a diario.

4. Respuestas

Muchas veces puedes preguntarte sobre la vida y el Evangelio. Puedes encontrar las respuestas a esas preguntas en el consejo de los profetas y apóstoles.

¡Inténtalo!

Ahora que sabes de algunas de las bendiciones que recibimos al escuchar a los profetas, repasa los mensajes de la conferencia en conference.lds.org o en la revista Liahona de este mes.

Participa en la conversación

Cosas para meditar el domingo

  • ¿De qué maneras he sido bendecido al seguir el consejo profético?
  • ¿Qué mensajes recuerdo de la última conferencia general?
  • ¿Qué preguntas fueron contestadas en la conferencia?

Lo que podrías hacer

  • En la Iglesia y en otros lugares, dile a las personas de qué manera has sido bendecido al escuchar y seguir a los profetas y apóstoles.
  • Lee al artículo “¿Qué cambios harán?” y comparte lo que aprendiste de la conferencia general.

Este artículo apareció originalmente en la edición de mayo de 2014 de la revista New Era.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes