Menú de los Jóvenes

Más que notas musicales

Margot Hovley

Las palabras de nuestros himnos pueden inspirar, dar esperanza y enseñar lecciones poderosas.

La música constituye una parte importante de nuestras reuniones de la Iglesia. Casi cada reunión comienza y termina con un himno, por una buena razón. Un himno da un tono preciso, y no hay ninguna duda de que los himnos tienen un poder especial para ayudarnos a adorar. El simple sonido de un himno puede calmarnos e invitar al Espíritu.

Dato curioso

El presidente Thomas S. Monson ha citado himnos 88 veces (de 46 himnos) en 67 de 102 conferencias generales en que él ha discursado (por 51 años, desde 1964 a 2014). El presidente Monson ha citado más himnos que cualquier otra Autoridad General.

Las palabras de nuestros queridos himnos tienen también una influencia especial. Puedes aprender mucho acerca del Evangelio solamente a través de sus palabras.

¿Has pensado alguna vez en estudiar el Evangelio leyendo los himnos? Inténtalo alguna vez. Abre tu himnario y en cualquier página encontrarás un mensaje acerca de nuestras creencias y sentimientos como miembros de la Iglesia.

Incluso puedes profundizar más al leer las Escrituras correspondientes en la parte inferior de cada himno. Podrías tratar de marcar tus Escrituras, escribiendo los títulos de los himnos correspondientes en el margen.

Al estudiar las palabras de los himnos, aprenderás verdades, hallarás consuelo y te sentirás inspirado. Escucha las palabras cuando cantes esta semana en la Iglesia, y encuentra las lecciones del Evangelio que se encuentran allí para ti. Luego recurre a los himnos en cualquier momento que necesites despejar tu mente, ser fortalecido, volver a encaminarte, aprender más sobre el Evangelio y sentir el Espíritu.

Comparte tu experiencia

¿Cuál es tu himno favorito? ¡Comparte las palabras de tu himno favorito con tu familia, amigos y en las redes sociales! ¡Es una manera fácil de compartir el Evangelio! Comparte tu experiencia con otros jóvenes al hacer clic a continuación.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes

Instrucciones para contar tus experiencias