Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal
Menú de los Jóvenes

Gratitud por la capacidad para aprender

Madeleine H., 15 años Maryland, USA

Mi mente es una de las cosas por las que me siento agradecida. Sé que el Padre Celestial nos dio la capacidad para pensar y aprender a lo largo de nuestra vida. Por ejemplo, me ha encantado estudiar música y aprender a tocar la guitarra, el piano y el órgano. Me gusta demostrar mi gratitud por esta oportunidad al compartir música con las personas que me rodean.

Los jóvenes de nuestro barrio tienen un proyecto de servicio continuo en una institución cercana para pacientes con Alzheimer. Cerca de 20 de nosotros vamos una vez al mes y cantamos canciones para los residentes. Luego nos sentamos y hablamos con ellos, y a veces hasta comemos algo juntos. Me sorprende lo mucho que los residentes disfrutan y aprecian estas visitas cortas. ¡Sus rostros simplemente se iluminan! Se sienten tan felices al vernos pasar por la puerta.

A veces, cuando vamos en nuestras visitas mensuales, mi hermana mayor Grace y yo tocamos la guitarra mientras los jóvenes cantan, por lo general himnos, en la sala principal. También toco el piano en algunas de nuestras visitas. Algunas veces, cuando toco canciones que los residentes conocen, ellos cantan con nosotros.

Lo que hacemos es algo simple, pero puedo decirles que supone una gran diferencia en sus vidas, como así también en la nuestra. Es bueno saber que ayudo a alegrarles el día al pasar tiempo con ellos y compartir algo que he aprendido.

Servir a los demás es una excelente manera de poner mis propios problemas en perspectiva. Al compartir mis talentos y tiempo recuerdo lo bendecida que soy. Me siento bien al hacer más felices a otras personas.

Lee más relatos acerca de jóvenes que demuestran su gratitud mediante la forma en que viven.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes

Instrucciones para contar tus experiencias