New Experience
    Menú de los Jóvenes

    ¿Cómo dejo de ceder ante las mismas tentaciones?

    Sigo cediendo a las mismas tentaciones. Es frustrante. ¿Cómo puedo superar esos pecados?

    Ora a menudo

    Soy conversa y las tentaciones fueron fuertes para mí porque tenía costumbres diferentes de las de la Iglesia. Poco a poco, comencé a entender que la comunicación que tenía con mi Padre Celestial me fortalecía y me hacía superar todo más fácilmente. (Lee “How to Rely on the Protective Power of Prayer” [solo en inglés]).

    Pamela S., 19 años, Provincia de Llanquihue, Chile

    Controla tus pensamientos

    Nuestros pensamientos son la puerta de entrada a nuestras acciones. Las tentaciones, al igual que la melodía de una canción que recuerdas, pueden penetrar en nuestra mente. Cuando te vengan a la mente, intenta alejarte de esos pensamientos al enseñarte cómo actuar y pensar. ¡Tienes el poder para hacerlo! (Lee “Cómo cambiar tu manera de pensar”).

    Taynara S., 19 años, São Paulo, Brasil

    Aléjate de la fuente de la tentación

    Si se trata de alguna adicción relacionada con tu teléfono, trata de deshacerte de él o pide a tus padres que te impongan limitaciones al respecto de modo que no puedas acceder a lo que te sientes tentado; o si son tus amigos quienes te tientan, busca buenos amigos y procura rodearte de personas buenas que te ayuden a sentir el Espíritu siempre. Si tienes el Espíritu contigo y estás rodeado de buenos amigos, entonces es más fácil ser capaz de resistir las tentaciones. Las tentaciones nos llegan a todos, pero mientras las resistamos estaremos bien.

    Kolten B., 17 años, Alberta, Canadá

    Busca consuelo

    Algo que recomendaría hacer es orar al respecto. Sé que las respuestas no llegan de inmediato, pero el consuelo siempre puede hacerlo. También puedes hallar consuelo al dejar de pensar en lo que te está molestando y pensar en algo que te hace feliz. Sea cual fuera la forma en que halles consuelo, yo sé que puedes hallarlo mediante Jesucristo. (Mira “A Promise of Comfort” [solo en inglés]).

    Anna P., 12 años, Utah, EE. UU.

    Busca el apoyo de otras personas

    Permanece siempre junto a alguien que ames, como tus familiares y amigos cercanos, que tengan las mismas normas que tú. Eso puede ayudarte a mantenerte alejado de la tentación. Participa en actividades familiares y de la Iglesia, especialmente en la obra misional y la obra de historia familiar. No te sientas frustrado; la mano del Señor siempre está extendida para aquellos que tienen el deseo de arrepentirse.

    Élder Tucay, 20 años, Misión Ghana Costa del Cabo

    Las respuestas tienen por objeto servir de ayuda y exponer un punto de vista, y no deben considerarse pronunciamientos oficiales de doctrina de la Iglesia.

    “Aun cuando hayamos pecado en forma consciente y deliberada o hayamos afrontado el fracaso y la decepción repetidamente, el momento en que decidamos intentarlo otra vez, la expiación de Cristo nos ayudará…

    “Al intentarlo, perseverar y ayudar a los demás a hacer lo mismo, somos verdaderos Santos de los Últimos Días. Conforme cambiemos, descubriremos que en verdad a Dios le importa más quiénes somos y en quiénes nos estamos convirtiendo, que en quienes fuimos alguna vez”.

    Élder Dale G. Renlund, del Cuórum de los Doce Apóstoles, “Los Santos de los Últimos Días siguen intentándolo”, Conferencia General de abril de 2015

    Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

     
    1000 caracteres restantes

    Comparte tu experiencia