cerrar
Saltar navegador principal
Menú de los Jóvenes

Cómo prepararse ahora para servir en una misión

Élder L. Tom Perry Of the Quorum of the Twelve Apostles (1922–2015)

¿Qué pueden hacer ahora para prepararse para la misión?

Permítanme ofrecerles algunas sugerencias sobre lo que cada uno de ustedes puede hacer para elevar el nivel al prepararse para el servicio misional.

Mujer joven corriendo

Pónganse en forma


La norma mínima en cuanto al estado físico para servir una misión de tiempo completo se refiere a la fortaleza y salud física del posible misionero. Por ejemplo, en una de las preguntas del formulario de recomendación misional se pregunta si puedes “trabajar una jornada de 12 a 15 horas, caminar de 10 a 13 kilómetros diarios, andar en bicicleta unos 15 a 25 kilómetros por día y subir escaleras a diario”. La obra misional es ardua y los misioneros de tiempo completo deben estar en buen estado físico para prestar servicio. Elevar el nivel a una norma más elevada puede significar una preparación física más extensa.

Hombre joven y mujer joven escribiendo

Amplíen el conocimiento

Eleven el nivel aún más en su preparación intelectual. Consideren con seriedad su formación académica. Es importante saber leer, hablar y escribir de manera inteligente. Amplíen el conocimiento del mundo que les rodea mediante la lectura de buenos libros. Aprendan a
 estudiar; luego, apliquen esos hábitos de estudio que hayan mejorado para aprender el evangelio de Jesucristo.

 

 

Hombre joven estudiando

Obtengan todo el aprendizaje espiritual posible

Lean el Libro de Mormón constantemente y de forma regular. No desaprovechen la oportunidad de asistir a las clases de seminario e instituto. Participen y benefíciense lo más que puedan de las Escrituras que se enseñan en esos grandes ámbitos de educación religiosa. Ellas los prepararán para presentar el mensaje del Evangelio restaurado a quienes tengan la oportunidad de conocer.

 

Manual: Predicad Mi Evangelio

Estudien, en especial, el capítulo 3 de Predicad Mi Evangelio.

Estudien Predicad Mi Evangelio, prestando atención a las doctrinas básicas que se enseñan 
en el capítulo 3. Cada vez que se les pida que den un discurso en la Iglesia o que impartan una lección en la noche de hogar, concéntrense en esas doctrinas fundamentales.

 

 

Hombre joven frunciendo el entrecejo

Aprendan a controlar sus sentimientos

Deben comprender que el servicio misional es emocionalmente exigente. Al abandonar el hogar y salir al mundo, se hallarán alejados de aquellos que los apoyan. Muchas de las maneras en las que ahora liberan el estrés emocional —como pasar tiempo con amigos o estar a solas, jugar videojuegos o escuchar música— no están permitidas por las reglas de conducta misional. Habrá días de rechazo y desilusión;

conozcan ahora sus límites emocionales y aprendan cómo controlar sus sentimientos bajo las circunstancias que afrontarán como misioneros. Al hacerlo, elevan el nivel a una mayor altura y, de hecho, háganse fuertes ante los desafíos emocionales durante su servicio misional.

Grupo de jóvenes hablando

Practiquen interactuar cara a cara

Los futuros misioneros también deben estar preparados con aptitudes sociales necesarias para servir una misión. Cada vez más, los jóvenes se aíslan de las demás personas al jugar videojuegos, al utilizar auriculares y al tener interacción mediante teléfonos celulares, correo electrónico, mensajes de texto y demás, en lugar de hacerlo personalmente. Gran parte de la labor misional consiste en comunicarse cara a cara con las personas, y a menos que eleven el nivel de sus aptitudes sociales, descubrirán que no se hallan lo suficientemente preparados. Permítanme darles una simple sugerencia: consigan un empleo que les requiera interactuar con personas. Como motivación adicional, fijen la meta de ganar suficiente dinero en su trabajo de media jornada o de jornada completa para pagar cuando menos una parte significativa de su misión. A todo hombre joven que pague una parte importante de su misión, le prometo grandes bendiciones sociales, físicas, mentales, emocionales y espirituales.

Compartan sus experiencias

Compartan cómo se preparan para servir en una misión al hacer clic en Comparte tu experiencia a continuación.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes

Instrucciones para contar tus experiencias