cerrar
Saltar navegador principal
Menú de los Jóvenes

Cómo mostrar gratitud

Por el élder Robert D. Hales Del Cuórum de los Doce Apóstoles

La gratitud es un principio divino. ¿Cómo podemos mostrar nuestra gratitud al Padre Celestial?

Mi mayor gratitud es por el sacrificio expiatorio de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo. La Expiación es el cimiento en el que se apoyan todas las verdades del Evangelio…

La gratitud es un estado de aprecio, una acción de agradecimiento, que nos hace ser humildes porque reconocemos en otra persona un acto de bondad, de servicio o de interés sincero que nos eleva y nos fortalece.

La ingratitud es la actitud de no ser consciente o no reconocer cuando alguien nos ha asistido o ayudado o, peor aun, cuando sabemos que se nos ha ayudado pero no hemos dado las gracias ni privada ni públicamente.

La expresión y los sentimientos de gratitud, sin ostentación, tienen una maravillosa naturaleza purificadora y sanadora. La gratitud brinda sentimientos cálidos tanto al que da como al que recibe.

El expresar gratitud a nuestro Padre Celestial en oración por lo que tenemos nos brinda paz, una paz que sirve para que no corrompamos nuestra alma por lo que no tenemos. La gratitud nos brinda la paz que nos ayuda a sobreponernos al dolor de la adversidad y del fracaso; la gratitud diaria significa que expresamos aprecio por lo que tenemos ahora, sin considerar lo que tuvimos en el pasado ni lo que deseamos para el futuro. Además, el reconocer y apreciar los dones y talentos que se nos han dado nos permite reconocer la necesidad que tenemos de la ayuda y del socorro que proviene de los dones y los talentos de otras personas.

La gratitud es un principio divino:

“Darás las gracias al Señor tu Dios en todas las cosas” (D. y C. 59:7).

Este pasaje significa que expresamos agradecimiento por lo que sucede; no solo por lo bueno de la vida, sino también por la oposición y los problemas que aumentan nuestra experiencia y fe. Ponemos nuestra vida en Sus manos, sabiendo que todo lo que pase será para nuestra experiencia.

Cuando al orar decimos “hágase Tu voluntad”, en realidad expresamos fe, gratitud y reconocimiento de que aceptaremos lo que nos suceda en la vida.

Ruego que sintamos verdadera gratitud por la bondad de Dios, por todas las bendiciones que se nos han dado, y que expresemos esos sentimientos de agradecimiento en oración a nuestro Padre Celestial.

Comparte tu experiencia

¿Cómo demuestras gratitud? Comparte tu experiencia a continuación.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes

Instrucciones para contar tus experiencias