Saltar navegador principal
Menú de los Jóvenes

Introducción a Mi Deber a Dios

Presidencia General de los Hombres Jóvenes

Hermanos del Sacerdocio Aarónico, Dios tiene una obra para ustedes.

Cuando José Smith tenía 17 años, Moroni, un mensajero enviado de la presencia de Dios, se le apareció a José y dijo que Dios tenía una obra para él (véase José Smith—Historia 1:33).

Queridos hermanos del Sacerdocio Aarónico, Dios también tiene una obra para ustedes. Probablemente no consista en traducir registros antiguos sobre planchas de oro, pero será algo que se ajuste a sus talentos y circunstancias singulares. ¿Cómo sabrán ustedes cuál es su obra? Una parte de ella se describe en sus deberes del Sacerdocio Aarónico, como se describen en las Escrituras y están resumidos en su folleto Cumplir Mi Deber a Dios (véase págs. 23, 47 y 71).

Aprendan sobre esos deberes. Estúdienlos en oración. A medida que lo hagan, el Espíritu irá susurrándoles cosas específicas que pueden hacer para cumplir con ello. ¿Alguien de su familia necesita de sus servicios? ¿Tienen algún amigo que necesita escuchar su testimonio de Cristo? ¿Hay algo que puedan hacer para lograr que la ordenanza de la Santa Cena sea una experiencia más espiritual para los miembros del barrio? Escriban lo que el Espíritu les indique hacer. Actúen de acuerdo con sus planes, y luego compartan sus experiencias con los miembros de sus quórumes.

deber a Dios

Serán bendecidos abundantemente al cumplir con su deber a Dios, pero en vez de concentrarse en las bendiciones que recibirán, concéntrense en las bendiciones que podrán compartir. Las personas a su alrededor necesitan de su servicio en el sacerdocio. Ésa es la obra que Dios tiene para ustedes.

Hemos visto el extraordinario bien que están haciendo ustedes como hombres del sacerdocio. Testificamos que el sacerdocio es el poder de Dios. Él lo comparte con ustedes porque les ama, y porque Él ama a las personas a quienes ustedes sirven.

“He aquí, tú eres mi hijo… Y tengo una obra para ti” (Moisés 1:4, 6).

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes