New Experience
    Menú de los Jóvenes

    ¿Es un testimonio algo más que solo sentimientos?

    El Espíritu Santo habla en una voz que sentimos más que escuchamos, pero viene a ambos, a “tu mente y tu corazón”, o sea, a nuestros pensamientos así como a nuestros sentimientos.

    Un testimonio es a lo que el Salvador se refería cuando le dijo a Pedro, “porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos” (Mateo 16:17). Es el conocimiento que viene de Dios, revelado a través del Espíritu Santo.

    “El Espíritu Santo habla en una voz que sentimos más que escuchamos, pero viene a ambos, a “tu mente y tu corazón” (Doctrina y Convenios 8:2; cursiva agregada), o sea, a nuestros pensamientos así como a nuestros sentimientos.

    El profeta José Smith describió así el espíritu de revelación: cuando “sientan que inteligencia pura fluye en ustedes, podrá darles una repentina corriente de ideas” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 138).

    Aunque un testimonio del Padre Celestial, Jesucristo y el Evangelio restaurado es importante, un testimonio es solo el comienzo, un paso hacia una conversión continua. “El testimonio es un punto de partida y no el destino final”, dijo el élder David A. Bednar. “Un testimonio firme es la base sobre la cual se establece la conversión” (“Convertidos al Señor”, Conferencia General de octubre de 2012).

    No es suficiente tener el conocimiento espiritual; debemos actuar de acuerdo con ese conocimiento y continuar acercándonos a Dios al vivir Su evangelio. Recuerda: el Espíritu Santo se comunica de muchas maneras diferentes. Lee “¿Y qué pasa si no siento un ardor en el pecho?”.

    Cuando volvemos nuestros corazones y mentes, nuestros pensamientos, sentimientos y deseos a Dios, Él puede hablar a nuestras mentes y corazones con la dulce y apacible voz del Espíritu Santo. A medida que Él le habla a nuestros espíritus, ciertos sentimientos y pensamientos parecerán fluir hacia nosotros. Este es el testimonio que Él nos da.

    Comparte tu experiencia

    ¿En qué ocasión has sentido que Dios hablaba a tu mente y tu corazón por medio del Espíritu Santo?

    Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

     
    1000 caracteres restantes

    Comparte tu experiencia