Gratitud: siéntela y vívela

Puedes demostrar gratitud por la forma en que vives.

Las Escrituras enseñan que debemos “[vivir] cada día en acción de gracias” (Alma 34:38). Pero, ¿cómo podemos hacerlo? Sin duda, podemos y debemos comenzar por expresar gratitud sincera al Padre Celestial en oración y al decir “gracias” a los demás.

Más allá de expresar agradecimiento verbal, tal vez haya una manera más poderosa de demostrar nuestra gratitud sincera. El presidente Thomas S. Monson ha enseñado: “El expresar gratitud es cortés y honorable; el actuar con gratitud es generoso y noble; pero el vivir siempre con gratitud en el corazón es tocar el cielo” (“El divino don de la gratitud”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 90).

Puedes leer acerca de cómo algunos jóvenes demuestran agradecimiento mediante la manera en que viven al hacer clic en los relatos siguientes. Luego, comparte tu propio relato de gratitud al haciendo clic en Comparte tu experiencia en la parte inferior de la página.

El vivir con una actitud de agradecimiento puede influir positivamente en nuestras decisiones, pensamientos y hábitos. ¿Hay una parte de tu vida donde podrías vivir más plenamente con un corazón agradecido? Puedes comenzar a mostrar gratitud hoy mismo.

Gratitud por la familia: la actual y la anterior

Emily H., 15 años, Arizona, EE. UU.

Estoy muy agradecida por mi familia y eso incluye a mis antepasados. Una manera en que me gusta mostrar gratitud hacia toda mi familia es al hacer la obra de historia familiar.

Gratitud por la salud física

Joshua M., 16, California, EE. UU.

Una de las maneras en que trato de mostrar mi gratitud por la salud física es ayudar a los demás.

Gratitud por la organización de las Mujeres Jóvenes

Lexi T., 14 años, California, EE. UU.

Estoy muy agradecida de que la organización de las Mujeres Jóvenes es una gran parte de mi vida. Trato de demostrar mi gratitud al ayudar a tenga éxito.

Gratitud por la obra misional

Dallin C., 15 años, Brasil

Estoy agradecido por la obra misional, especialmente por la oportunidad de ser misionero todos los días con mis amigos.

Gratitud por la capacidad para aprender

Madeleine H., 15 años, Maryland, EE. UU.

Mi mente es una de las cosas por las que me siento agradecida. Me ha encantado estudiar música. Me gusta demostrar mi gratitud por esta oportunidad al compartir música con las personas que me rodean.