Monitorea tu tiempo frente al monitor

Sé sabio con el tiempo que le dedicas a internet, a la televisión y a tu familia.

La tecnología puede tener una fuerte influencia para bien o para mal, dependiendo de cómo se usa. Aquí descubrirás cómo los demás se conectan a la tecnología y se desconectan de ella de manera positiva. Esta semana, ¿qué harás  para monitorear el tiempo que pasas frente al monitor?

Una buena conexión

[La tecnología] une a todo el mundo. Puedo escuchar la conferencia general con sólo hacer clic en un botón. También le permite a mi familia comunicarse unos con otros.
—Daniel B.

Internet [LDS.org] me ayudó a preparar un discurso para la iglesia. Me encanta que puedo hacer historia familiar en línea y lo fácil que es imprimir un nombre y llevarlo al templo.
—Terri J.

Ayuda con la obra misional. Además, algunas familias pueden comunicarse con un hijo que esté de misión.
—Haley A.

Usamos mucho los Mensajes mormones en video para la noche de hogar.
—Josie A.

Internet hace que FamilySearch indexing sea increíblemente fácil y accesible desde cualquier lugar.
—Janica L.

Puedes compartir el Evangelio, hacer actividades [de servicio] en Vineyard (La Viña), interactuar con otros miembros de la Iglesia y recibir mensajes diariamente de LDS.org.
—Elizabeth M.

Preparar discursos, leer y ver la conferencia, ver Mensajes mormones, comunicarte con la familia, encontrar música para piano, buscar direcciones de centros de reuniones cercanos cuando estás de vacaciones… y ¡la lista continúa! ¡La tecnología bien empleada puede ser una bendición enorme!
—Katie K.

Me ayuda a programar viajes al templo semanales con mis amigos para efectuar bautismos por los muertos.
—Hamilton C.

Nos ayuda a compartir el Evangelio en todo el mundo.
—Jaryl M.

Desconéctate para mantener una vida equilibrada

Algunas veces es importante desconectarse de la tecnología para mantener un equilibrio saludable en la vida. Aquí encontrarás lo que otras personas tienen que decir con respecto a tomarse un descanso de la tecnología.

Necesitas tomarte un descanso para disfrutar del mundo y hablar con Dios, no sólo con tus amigos en Facebook.
—Elise K.

La tecnología en sí misma no es mala, pero si te distrae de lo que es importante, entonces sí lo es.
—Louisa Jo S.

Como con todo lo demás, debemos tener “moderación en todas las cosas”.
—Kurt M.

Hicimos un “Desconéctate y escucha al Señor”; un ayuno de tecnología durante toda una semana. Fue inspirador escuchar lo que todos aprendimos al “[quedarnos] tranquilos” y escuchar (véase Salmos 46:10 y D. y C. 101:16).
—Jacqui P.

En junio, mi papá nos animó a todos a no pasar tanto tiempo frente al televisor o en la computadora para que la familia estuviera más tiempo junta. Me gustó mucho, pero a veces fue muy difícil. ¡Pero me gustó mucho más pasar tiempo con mi familia que ver un programa de televisión o una película!
—Alyssa M.

Necesitamos desconectarnos cada día, por lo general más de una vez. Durante esos descansos diarios pasamos tiempo con nuestras familias y con nosotros mismos.
—Myrana E.

Para la Fortaleza de la Juventud nos dice que debemos hacer ejercicio y que no podemos hacerlo si estamos todo el tiempo conectados a la tecnología. Algunas veces la tecnología nos puede distraer de escuchar el Espíritu.
—Savannah K.

Si todo lo que haces es jugar videojuegos, al final olvidarás la vida real. Podría romper el corazón de un miembro de la familia tener hermanos o hermanas que pasan más tiempo con su familia virtual que con su familia real.
—Sarah A.

Necesitamos desconectarnos del mundo o acabaremos dependiendo más de la tecnología que del Señor.
—Hillary H.

Estas cosas no deberían tomar tanto tiempo en tu vida o dificultar que pases tiempo con tu familia o con Dios. Como entretenimiento debería usarse con moderación y nunca debería desplazar los pensamientos espirituales.
—Jacob S.

Creo que es bueno desconectarse y pasar el tiempo viviendo el presente en lugar de centrarnos tanto en el teléfono celular. También necesitamos tiempo para nosotros mismos, para pensar, mucho más del que nos damos.
—Natalie P.

Una fuerza para hacer el bien

El élder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles enseñó:

“Vivimos en el mundo del ciberespacio, los teléfonos celulares que graban videos, las descargas de video y música, los sitios de intercambios sociales, la mensajería de texto y los blogs, las agendas electrónicas y los podcasts.

“Éste es el mundo del futuro. En su vida, como en la mía, llegarán otros inventos que ahora ni siquiera alcanzamos a imaginar. ¿De qué manera utilizarán estos maravillosos avances? Y más concretamente, ¿cómo los utilizarán para sacar adelante la obra del Señor?

“Tienen una oportunidad excepcional de convertirse en una influencia positiva en la Iglesia y en el mundo…

“Asegúrense de que las decisiones que tomen respecto al uso de los nuevos medios de comunicación ensanchen su mente, aumenten sus oportunidades y nutran su alma” (“Compartamos el Evangelio por medio de Internet”, Liahona, junio de 2008, págs. N1–N2).