Saltar navegador principal
Menú de los Jóvenes

El simbolismo y la preparación para el templo

Michael R. Morris Church Magazines

Todo lo que hay en el templo nos conduce a Cristo cuando estamos preparados para aprender por medio del simbolismo.

Después de haber recibido mi llamamiento misional, mis padres y yo viajamos al Templo de Mesa, Arizona, para recibir mi investidura. Mientras nos preparábamos para subir las escaleras que llevaban a las salas de las ordenanzas del templo, vi en una pared, encima de una puerta, las palabras del Salvador: “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios” (Mateo 5:8). El Espíritu de inmediato me atestiguó de que me hallaba en un lugar sagrado, efectuando una obra sagrada.

Yo no entendí todo el simbolismo de lo que vi y oí ese día, pero sentí el Espíritu a medida que hacía los convenios y recibía más luz y conocimiento esencial para mi progreso eterno.

El simbolismo y el Evangelio

El templo es “una casa de instrucción”, dijo el élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles. “Allí se nos instruye en el camino del Maestro. Su método se diferencia del de los demás. Su método es antiguo y es profuso en símbolos”.

“Antes de ir al templo por primera vez, o aun después de haber ido muchas veces, tal vez le sea útil comprender que la enseñanza en los templos se imparte en forma simbólica” —Presidente Boyd K. Packer

Ese simbolismo (el utilizar algo para representar o recordar otra cosa o idea) ha sido fundamental para las ordenanzas del Evangelio desde que Adán y Eva sacrificaron las primicias de sus rebaños (véase Moisés 5:5–7). Durante Su vida, el Salvador también enseñó mediante parábolas, las cuales, según el presidente Boyd K. Packer, presidente del Quórum de los Doce Apóstoles, son “una forma verbal de representar simbólicamente las cosas que de otro modo podrían ser difíciles de comprender”.

Así como se usaban símbolos en la antigüedad para enseñar verdades profundas, dijo el élder Nelson, del mismo modo se utilizan símbolos para enseñar en el templo en la actualidad. “Por lo tanto, es necesario que meditemos en los símbolos que se presentan en el templo y que veamos las poderosas realidades que representa cada símbolo”.

La importancia de la preparación

Con el fin de apreciar y entender con claridad estos símbolos, debemos prepararnos nosotros mismos. El presidente Packer llamó a las ordenanzas y ceremonias del templo sencillas, hermosas y sagradas, y dijo: “La preparación para dichas ordenanzas [del templo] supone ciertos pasos preliminares: fe, arrepentimiento, bautismo, confirmación y méritos; la madurez y dignidad que se espera de aquel que va como invitado a la Casa del Señor”.

Para los miembros de la Iglesia que van a ir al templo por primera vez, el élder Nelson ha recomendado que estudien las secciones siguientes en la Guía para el Estudio de las Escrituras: “Aceite”, “Convenio”, “Sacrificios” y “Templo”. Él también sugiere estudiar Éxodo 26 – 29, Levítico 8 y los libros de Moisés y de Abraham. A medida que nos familiarizamos con esos materiales, estaremos mejor capacitados para entender los símbolos y las enseñanzas del templo.

“Si vas al templo y tienes presente que la enseñanza es simbólica”, dijo el presidente Packer, “y vas con el debido espíritu, nunca saldrás de allí sin que tu visión se haya ampliado, sin sentirte un poco más exaltado, sin que tu conocimiento haya aumentado en lo referente a las cosas espirituales”.

El simbolismo y el Salvador

Al igual que venir a Cristo es una parte fundamental del Evangelio, los templos son también fundamentales para ayudarnos a venir a Cristo. El élder David E. Sorensen, de los Setenta (que prestó servicio desde 1992 hasta 2005), enseñó que los templos “nos recuerdan simbólica y literalmente a Cristo y a Su Padre… Nuestra adoración en los templos de hoy abarca muchas referencias simbólicas a Cristo, desde las agujas exteriores que dirigen nuestra mente hacia el cielo, hasta la ropa blanca que usamos dentro del templo”.

“Nuestra adoración en los templos de hoy abarca muchas referencias simbólicas a Cristo, desde las agujas exteriores que dirigen nuestra mente hacia el cielo, hasta la ropa blanca que usamos dentro del templo” —Élder David E. Sorensen

Las ordenanzas del templo también nos inspiran a venir a Cristo, ya que esas ordenanzas esenciales de exaltación nos centran en la Expiación. “Todas las ordenanzas del templo se centran en Jesucristo y en Su misión divina… Cada ordenanza tiene por objeto revelarnos algo acerca de Cristo y de nuestra relación con Dios.”

Regresar a menudo

Tratar de entender el simbolismo del templo ha sido llamado “el punto de partida para la adoración significativa en el templo”. Esa adoración incluye establecer el “templo del Señor como el símbolo supremo de ser miembros de la Iglesia”. Hacemos eso al guardar los sagrados convenios que hemos hecho allí y al “asistir al templo con la mayor frecuencia según lo permitan el tiempo, los medios y las circunstancias personales”.

Durante los años posteriores a mi misión, asistí al templo con frecuencia en la zona donde iba a la universidad. Pero no regresé al Templo de Mesa sino hasta que fui con la joven con quien me casé por el tiempo y por toda la eternidad. Al arrodillarnos frente al altar, recordé mi visita de varios años atrás y me sentí agradecido por los símbolos y sellamientos que sólo encontramos en la Casa del Señor.

Símbolos que ves

Bueyes: Si ya has efectuado bautismos por los muertos, entonces este simbolismo del templo no es nuevo para ti. Sin duda habrás notado que las pilas bautismales del templo descansan sobre el lomo de doce bueyes. Los 12 bueyes simbolizan dos cosas: las tribus de Israel y la fortaleza y el poder en que asienta la obra de Dios. Entender lo que los bueyes y otros símbolos del templo representan da más significado a nuestra obra vicaria.

Ropa blanca: También te habrás dado cuenta de que todas las personas en el templo están vestidas de blanco, lo cual es otro símbolo. La ropa blanca simboliza la pureza, la dignidad y que todos somos iguales ante el Padre Celestial.

“Los espejos del templo que reflejan la eternidad”: Cuando asistes a un matrimonio celestial o a un sellamiento familiar en el templo, notarás espejos a cada lado de la sala de sellamientos. Esos espejos reflejan imágenes hacia adelante y hacia atrás que parecen multiplicarse eternamente. Ese reflejo perdurable simboliza nuestra naturaleza y destinos divinos, que nos recuerda las ordenanzas y los convenios del templo que nos unen eternamente en la presencia de Dios.

El significado completo de algunos símbolos del templo, como los que verás durante la ceremonia de la investidura del templo, no se pueden interpretar tan fácilmente. Sin embargo, mediante la asistencia frecuente y con la ayuda del Espíritu, aumentará tu capacidad para aprender el simbolismo del templo y aumentará tu gratitud por el templo y sus enseñanzas simbólicas.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes