Saltar navegador principal
Menú de los Jóvenes

Salir con jóvenes del sexo opuesto

Larry M. Gibson Primer Consejero de la Presidencia General de los Hombres Jóvenes

Para establecer verdaderas amistades es necesario pasar tiempo cara a cara.

He tenido el privilegio de hablar con hombres y mujeres jóvenes de toda la Iglesia, y con frecuencia he escuchado que, aunque muchos tienen interés en establecer mejores amistades con los jóvenes del sexo opuesto, a menudo no saben exactamente cómo hacerlo.

Parecería que con todos los medios de comunicación social tendríamos que estar más conectados que nunca antes. Sin embargo, en cierto modo, puede que la tecnología esté haciendo que nuestras relaciones sean menos significativas. El sólo comunicarnos por medio de Tweeter, mensajes de texto, correo electrónico o agregar amigos a nuestra red, no puede establecer en forma genuina una relación equilibrada. Para establecer verdaderas amistades es necesario pasar tiempo cara a cara.

Es tiempo de que ustedes, maravillosos jóvenes, vuelvan a poner en vigencia lo que antes se conocía como pasar tiempo juntos con fines sociales.

Es tiempo de que ustedes, maravillosos jóvenes, vuelvan a poner en vigencia lo que antes se conocía como pasar tiempo juntos con fines sociales. Quizá hayan escuchado el término; a esta experiencia antes se la llamaba salir con jóvenes del sexo opuesto.

Respuestas a preguntas frecuentes

Muchos de ustedes tienen preguntas acerca de salir con jóvenes del sexo opuesto y en cuanto a los consejos que se dan en el nuevo librito Para la Fortaleza de la Juventud. A continuación se encuentran algunas de las preguntas que me han hecho y las respuestas que ofrece esta maravillosa guía.

No sé si estoy listo para salir con jóvenes del sexo opuesto. ¿Hay alguna razón en particular por la cual deba hacerlo?

Salir con jóvenes del sexo opuesto es importante por varias razones. En Para la Fortaleza de la Juventud se explica que este tipo de relación “permite que un joven y una jovencita se conozcan mejor. En las culturas en las que el salir con jóvenes del sexo opuesto sea aceptable, te puede servir para aprender y poner en práctica aptitudes sociales, cultivar amistades, divertirte sanamente y, con el tiempo, encontrar un compañero(a) eterno(a)”.

Se nos dice que no debemos salir con jóvenes del sexo opuesto hasta los dieciséis años ni comenzar una relación seria cuando somos muy jóvenes. ¿Por qué?

En Para la Fortaleza de la Juventud dice: “No debes salir a solas con jóvenes del sexo opuesto sino hasta que tengas por lo menos 16 años. Al empezar a salir, hazlo con una o con varias parejas más. Evita salir con frecuencia con la misma persona. El contraer una relación seria con alguien cuando se es muy joven, puede limitar la cantidad de otras personas que puedas llegar a conocer y tal vez puede conducir a la inmoralidad”.

Un muchacho quiere que salgamos juntos, pero no creo que él tenga las mismas normas que yo. ¿Qué debo hacer?

En Para la Fortaleza de la Juventud se enseña: “Decide salir únicamente con personas que tengan normas morales elevadas y en cuya compañía puedas mantener las tuyas… Sé siempre amable y respetuoso cuando invites a salir a alguien del sexo opuesto o cuando aceptes o rechaces una salida”.

A veces lo único que se me ocurre hacer al salir con jóvenes es ver una película. ¿Qué puedo hacer?

En Para la Fortaleza de la Juventud se nos dan estos principios prácticos: “Planifica salir con personas del sexo opuesto en actividades que sean seguras, positivas y económicas, y que los ayuden a conocerse mejor. Ve sólo a lugares donde puedas mantener tus normas y permanecer cerca del Espíritu”.

El salir con jóvenes del sexo opuesto tiene como fin cultivar relaciones mediante las cuales se puedan entablar muchas amistades.

Esos cuatro criterios tan sencillos —actividades que sean seguras, positivas, económicas y que los ayuden a permanecer cerca del Espíritu— dan lugar para muchas buenas salidas con jóvenes del sexo opuesto.

Al reflexionar con mi esposa sobre las primeras experiencias que tuvimos cuando empezamos a salir juntos, las que más se destacan son aquellas que costaron poco o nada de dinero, aquellas en las que estábamos al menos con otra pareja y teníamos la oportunidad de entablar lindas conversaciones y disfrutar de una buena interacción.

Proteger la virtud de unos y otros mutuamente

Permítanme terminar con otra cita muy importante de Para la Fortaleza de la Juventud y luego hablaré sobre un último tema. En primer lugar: “[Recuerden] que el joven y la jovencita que salen juntos tienen la responsabilidad de protegerse el honor y la virtud mutuamente”. Al salir con jóvenes del sexo opuesto, asegúrense de no hacer nada de lo cual se avergonzarían. Como enseñó el presidente Thomas S. Monson: “Al salir con jóvenes del sexo opuesto, sean respetuosos con la otra persona y esperen que ella también muestre el mismo respeto por ustedes”.

La diferencia entre salir y cortejar

Por último, aunque algunas personas definen las salidas como “cortejo”, el salir con jóvenes del sexo opuesto en la Iglesia no implica que se haya establecido una relación seria ni tampoco que no puedan salir con otras personas. De acuerdo con las normas de la Iglesia, el salir con jóvenes del sexo opuesto tiene como fin cultivar relaciones mediante las cuales se puedan entablar muchas amistades.

Al comenzar su vida de adultos —después de la misión, en el caso de los varones—, el Señor dice: “En el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón” (1 Corintios 11:11). Ésa es la época en que el salir con jóvenes del sexo opuesto se convierte en cortejo, como se hace hincapié en Para la Fortaleza de la Juventud: “Haz que el salir con alguien del sexo opuesto y el casamiento sean una prioridad mayor. Busca un compañero(a) digno(a) de entrar en el templo para sellarse a ti por el tiempo de esta vida y por toda la eternidad. El matrimonio en el templo y el formar una familia eterna son esenciales en el plan de felicidad de Dios”.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes