cerrar
Saltar navegador principal
Menú de los Jóvenes

Lo que Dios desea para ti

Carlisa Cramer y Margaret Willden

¿Qué significa entregar tu voluntad a Dios? ¿Cuáles son las bendiciones? Estos seis jóvenes comparten qué bendiciones se reciben cuando procuramos la voluntad de Dios y la cumplimos.

Nuestro Padre Celestial nos dio la capacidad de escoger a fin de que podamos utilizar nuestro albedrío para seguir Su voluntad. Cuando lo hacemos, las bendiciones son innumerables. El seguir la voluntad de Dios significa hacer lo que el Señor desea que hagamos, tanto cuando es fácil, como cuando es difícil o inconveniente; pero el aspecto importante es que Dios siempre nos proporciona la manera para que sigamos Su voluntad (véase 1 Nefi 3:7).

Todos afrontamos el desafío de alinear nuestra voluntad a la de Dios. Haz clic en los vínculos para ver lo que los jóvenes compartieron sobre las dificultades que afrontaron y cómo el escoger seguir la voluntad de Dios los ha bendecido. Ellos experimentan, como ustedes lo hacen, que seguir la voluntad de Dios no solo se aplica a las grandes decisiones que debemos tomar, sino también en las elecciones cotidianas para hacer lo que Él pide de maneras pequeñas.

Cuando sigues la voluntad de Dios…

  1. Puedes encontrar respuestas a tus preguntas.
    Lee la historia de Kade M.
  2. Puedes encontrar la fortaleza para defender lo que es correcto, aun cuando no sea popular.
    Lee la historia de Annie B.
  3. Puedes aumentar tu deseo de seguir al Salvador.
    Lee la historia de Chase G.
  4. Puedes sentir paz al tomar decisiones.
    Lee la historia de Katie G.
  5. Puedes apreciar las oportunidades que Dios te ha dado para progresar.
    Lee la historia de Annie P.
  6. Te darás cuenta que el Señor tiene reservadas cosas mejores para ti.
    Lee la historia de Mekeli H.

Sé fiel y las bendiciones llegarán

Somos diferentes, así que cada una de nuestras experiencias de alinear nuestra voluntad a la del Señor puede que sea diferente también; pero no importa, si escogemos confiar en el Señor y actuar de acuerdo con lo que Él nos pide, seremos bendecidos. A veces no recibimos las bendiciones de inmediato, sino que como el élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, ha enseñado: “Algunas bendiciones nos llegan pronto, otras llevan más tiempo, y otras no se reciben hasta llegar al cielo; pero para aquellos que aceptan el Evangelio de Cristo, siempre llegan” (“Sumo sacerdote de los bienes venideros”, Conferencia General de octubre de 1999). El Señor sabe lo que deseamos, pero también sabe lo que necesitamos con el fin de ayudarnos a progresar y llegar a ser mejores personas. No tenemos que hacerlo solos, podemos confiar en Él y Él guiará el camino.

Comparte tu experiencia

¿De qué manera puedes alinear tu voluntad a la del Señor? ¿Qué bendiciones se reciben al hacerlo? Comparte tu experiencia a continuación.

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes

Instrucciones para contar tus experiencias