Saltar navegador principal
Menú de los Jóvenes

El centenario del campamento de las Mujeres Jóvenes

Por Elaine S. Dalton Young Women general president

Las jovencitas de todo el mundo se acercan más a Jesucristo por medio de los campamentos.

Este año celebraremos el centenario del campamento de las Mujeres Jóvenes. El campamento para las Mujeres Jóvenes se creó en respuesta ante la necesidad de que las jovencitas que pertenecían a las Asociación de Mejoramiento Mutuo (nombre de la organización de las Mujeres Jóvenes de 1904 a 1937) tuvieran algo que hacer durante el verano.

Campamento: Una actividad preferida

Desde 1912, se han establecido y dedicado muchos campamentos de mujeres jóvenes alrededor del mundo. Un campamento con el alojamiento más básico y sencillo se puede convertir en un lugar sagrado donde esté presente el Espíritu del Señor, donde las hijas de Dios ponen en práctica los principios del Evangelio y donde aprecian de varios modos las bendiciones gloriosas de la naturaleza.

Alrededor del mundo, jovencitas como ustedes disfrutan de la experiencia que brindan los campamentos. En África, uno de los primeros campamentos se llevó a cabo en una capilla, donde las jóvenes durmieron sobre la hierba y aprendieron a cocinar en una cocina (estufa) eléctrica. En otros lugares, los campamentos se realizan en la playa, en la jungla o en las montañas. Sea donde sea que se lleven a cabo, lo seguro es que ¡a las mujeres jóvenes les encanta ir de campamento! Cuando pregunto cuál es la parte preferida de la experiencia en las Mujeres Jóvenes, por lo general, la mayoría de las jóvenes con quienes me he reunido contestan: “¡El campamento!”. ¿Por qué lo prefieren? ¿Qué sucede en un campamento que hace que se convierta en una experiencia memorable?

Los campamentos han sido siempre una actividad favorita ya que en ellos se puede establecer un pequeño hogar. Tu tienda de campaña se convierte en tu casa y es allí donde puedes reunir todo lo esencial que necesitas para ser feliz, estar cómoda y progresar. En los campamentos descubres que el Señor es maravilloso, que ha proporcionado esta hermosa tierra para nosotros para que la disfrutemos y preservemos. En un campamento, aprendes que no necesitas mucho para ser feliz. Dejas atrás los cosméticos y la música, y aprendes a ser autosuficiente. Aprendes acerca de la importancia de tener un cuerpo fuerte y saludable para escalar montañas o nadar en el océano o en las corrientes de agua. Aprendes que las Escrituras pueden hablarte de manera muy personal y experimentas qué se siente al permanecer callada y escuchar el canto de un pájaro o la voz del Espíritu, en ocasiones por primera vez.

El legado de tu campamento

Este año, al celebrar el centenario del campamento de las Mujeres Jóvenes, piensa en algunas cosas que podrías hacer para que otras jovencitas, quizás tus hijas o nietas futuras, aprendan acerca de lo que hiciste como mujer joven para contribuir a este gran legado de campamentos. Toma en cuenta algo de lo siguiente:

  • Leer el Libro de Mormón y compartir tu testimonio sobre lo que hayas aprendido y sentido en una charla fogonera especial que se haya llevado a cabo en el campamento.
  • Registrar 100 bendiciones que hayas recibido o sentido durante el campamento.
  • Llevar a cabo 100 actos de servicio mientras estás de campamento o en preparación para ir al mismo.
  • Buscar 100 nombres para llevar al templo en preparación para el campamento.
  • Encender 100 luces desde un lugar alto del campamento para representar tu deseo de permanecer firme a la verdad y la rectitud y dejar que la luz del Salvador brille en sus vidas.
  • Compartir en el campamento 100 pasajes de las Escrituras con otras jovencitas.
  • Pensar en 100 modos con los cuales puedas bendecir a tu familia al regresar del campamento.
  • Componer una canción especial para celebrar el campamento de tu zona.
  • Llevar a cabo una pequeña representación de lo que piensas fue el primer campamento que se realizó.
  • Buscar en las Escrituras personas que hayan acampado y compartir sus experiencias.

Puedes pensar en más cosas para celebrar esa experiencia maravillosa que es el campamento de las Mujeres Jóvenes. Mientras te preparas para ir a acampar este año, recuerda siempre que cada parte del programa de las Mujeres Jóvenes es para ayudarte a incrementar tu fe y testimonio del Salvador, a entender tu verdadera identidad como hija de Dios, y ayudarte a sentir y reconocer la guía del Espíritu en tu vida. A medida que participes en esta maravillosa oportunidad y dejes el mundo por algunos pocos días para acampar con tus amigas y líderes de las Mujeres Jóvenes, sabemos que aprenderás y harás cosas que te ayudarán a estar preparada para el gran futuro que te aguarda, y que desearás ser siempre digna de asistir al templo y recibir las bendiciones que te esperan. ¡Diviértete! ¡Y recuerda que eres una de las creaciones más preciadas de Dios!

Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

 
1000 caracteres restantes