Saltar navegador principal

La educación

Encuentra respuestas a preguntas sobre las normas de la Iglesia. Elige un tema de arriba para ver más.

  • ¿Por qué debo seguir aprendiendo una vez terminados mis estudios?

    Continúa buscando oportunidades de estudiar durante toda la vida, puesto que eso te mantendrá actualizado en la profesión que elijas y en todas las demás aptitudes e intereses que tengas. En este mundo que cambia tan rápidamente, debes apartar tiempo para estudiar para el presente y para el futuro (Leales a la Fe, pág. 68).

    Cerrar
  • ¿Cuál es la mejor manera de aprender para mí?

    El Señor ha mandado: “Buscad palabras de sabiduría de los mejores libros; buscad conocimiento, tanto por el estudio como por la fe” (D. y C. 88:118).

    Cerrar
  • ¿Por qué debería incluir el seminario en mi formación académica?

    “Seminario... proporciona instrucción semanal de las Escrituras [y]... un ambiente espiritual y social en el que los alumnos pueden relacionarse unos con otros al aprender más acerca del Evangelio” (Leales a la Fe, págs. 67-68).

    Cerrar
  • ¿Por qué necesito formación académica?

    “Esfuérzate siempre por educar la mente y adiestrar las manos de manera de tener éxito en la ocupación que elijas. Utiliza tu preparación para ser una influencia para bien. Al hacerlo, se te llegará a conocer como una persona de integridad. Estarás preparado para las oportunidades cuando éstas surjan y serás muy valioso para tu familia, para la Iglesia y la comunidad” (véase Leales a la Fe, pág. 67).

    Cerrar
  • Algunos de mis amigos están dejando la escuela para conseguir trabajo. A mí tampoco me gusta mucho la escuela, pero sé que la formación académica es importante. ¿Qué debo hacer?

    “Ustedes están entrando en la era más competitiva que jamás haya existido; todo a su alrededor es la competencia. Ustedes necesitan toda la educación posible. Sacrifiquen la compra de un auto, sacrifiquen cualquier cosa a fin de que ello les habilite para desempeñar el trabajo del mundo. En gran parte, ese mundo les pagará lo que considera que valen, y el valor de ustedes aumentará a medida que obtengan estudios y sean proficientes en el campo seleccionado” (Gordon B. Hinckley, “El consejo y la oración de un profeta en beneficio de la juventud”, Liahona, abril de 2001, pág. 34).

    Leer más… Cerrar
  • Además de asistir a la escuela, ¿de qué otras maneras puedo continuar aprendiendo?

    “Además de recibir preparación académica formal, puedes seguir aprendiendo mediante la lectura, asistiendo a actos culturales sanos, visitando museos y sitios históricos y observando el mundo que te rodea” (Leales a la fe, pág. 68).

    Cerrar
  • ¿Qué debo aprender de eso?

    “El Señor... nos ha aconsejado aprender el Evangelio y recibir un entendimiento de ‘cosas tanto en el cielo como en la tierra, y debajo de la tierra; cosas que han sido, que son y que pronto han de acontecer; cosas que existen en el país, cosas que existen en el extranjero; las guerras y perplejidades de las naciones, y los juicios que se ciernen sobre el país; y también el conocimiento de los países y de los reinos, a fin de que [estemos] preparados en todas las cosas’ D. y C. 88:78–80)” (Leales a la fe, pág. 67).

    Cerrar