Saltar navegador principal

La diversión y los medios de comunicación

Encuentra respuestas a preguntas sobre las normas de la Iglesia. Elige un tema de arriba para ver más.

  • ¿Qué es la pornografía?

    “La pornografía es cualquier material que muestre o describa el cuerpo humano o la conducta sexual en una forma que despierte deseos sexuales” (Leales a la fe, pág. 146).

    Cerrar
  • ¿Es correcto buscar entretenimientos en internet?

    “Internet se puede utilizar para proclamar el evangelio de Jesucristo y con la misma sencillez se puede utilizar para mercadear con la inmundicia y la sordidez de la pornografía. Aplicaciones informáticas como iTunes se pueden utilizar para descargar música edificante y conmovedora, o el peor tipo de letras antisociales rebosantes de lenguaje profano. Las redes sociales pueden utilizarse para ampliar las buenas amistades con la misma sencillez con la que los predadores tratan de atrapar a los incautos. No hay diferencia en cuanto a la manera en que las personas deciden utilizar el televisor, las películas o hasta una biblioteca. Satanás siempre está presto para explotar el poder negativo de las nuevas invenciones a fin de arruinar, degradar y neutralizar cualquier efecto bueno. Asegúrate de que las decisiones que tomes respecto al uso de los nuevos medios de comunicación te permitan ampliar tu mente, incrementar tus oportunidades y nutrir tu alma” (M. Russell Ballard, “Sharing the Gospel Using the Internet”, Ensign, julio de 2008, pág. 60).

    “Debemos usar filtros para internet... para evitar... [ver] por casualidad lo que no [debemos] ver. Debemos tener... la computadora en un cuarto de uso común en el hogar, no en un dormitorio o un cuarto privado” (M. Russell Ballard, “Que se escuche nuestra voz”, conferencia general de octubre de 2003).

    Cerrar
  • ¿Qué hay de malo en ver la violencia que aparece en los medios de comunicación?

    “Los actos de violencia que se presentan en los medios de comunicación muchas veces dan un aire seductor a la conducta maliciosa; esos actos ofenden al Espíritu y te hacen menos capaz de responder a los demás de manera sensible y comprensiva, ya que no son compatibles con el mensaje del Salvador de amarse unos a otros” (Para la fortaleza de la juventud, pág. 19).

    Cerrar
  • ¿Por qué se me ha aconsejado no perder demasiado tiempo jugando juegos de video para entretenerme?

    El élder David A. Bednar nos ha advertido que el “dedicar una cantidad exorbitante de tiempo a los videojuegos... permitir en otras formas que lo digital domine las cosas como realmente son. Al principio la inversión de tiempo quizá parezca relativamente inofensiva, justificándola como unos cuantos minutos de alivio necesario de las exigencias de un día ajetreado. Pero se pierden oportunidades importantes de desarrollar y mejorar las habilidades interpersonales... Progresivamente, la diversión aparentemente inocente puede llegar a convertirse en una forma de esclavización perniciosa”, Liahona, junio de 2010, pág. 27).

    Él élder M. Russell Ballard ha aconsejado: “[Limiten] la cantidad de tiempo que dediquen a jugar juegos en la computadora. La cantidad de puntos que logren en un minuto en un juego de computadora no tendrá efecto alguno en su capacidad para ser un buen misionero” (“La generación más grandiosa de misioneros, Liahona, noviembre de 2002, pág. 46.

    Cerrar
  • ¿Por qué es importante lo que escoja como entretenimiento?

    “Cualquier cosa que leas, que escuches o que veas tiene un efecto en ti. ... La diversión sana te ayudará a tener buenos pensamientos y a tomar decisiones correctas; permitirá que te diviertas sin privarte del Espíritu del Señor.

    “Aunque hay mucho entretenimiento bueno, algunas diversiones te pueden alejar del que vivas con rectitud. A menudo hay material ofensivo en algunos sitios web, conciertos, películas, música, videocasetes, DVDs, libros, revistas, películas y otros medios de comunicación. Satanás se vale de ese tipo de entretenimiento para engañarte al hacer que lo que es incorrecto y malo parezca normal y emocionante. Puede orientarte erróneamente a pensar que todos están haciendo cosas que están mal” (Para la Fortaleza de la Juventud, pág. 17).

    Cerrar
  • ¿Por qué está mal quedarse levantado hasta muy tarde en la noche?

    “Cuando era un adolescente, tenía que estar en casa a las diez de la noche. Hoy en día esa es la hora en que algunos salen a divertirse. Bien sabemos que es durante la noche cuando suceden las peores cosas. Es cuando está oscuro que algunos jóvenes van a lugares con ambientes inapropiados donde la música y la letra no les permiten tener la compañía del Espíritu Santo. Entonces, bajo esas circunstancias, se vuelven presa fácil para el pecado” (Jairo Mazzagardi, “Evitemos la trampa del pecado”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 103).

    Cerrar
  • ¿Qué puedo hacer para procurar que mis actividades de entretenimiento sean edificantes?

    “Ten el valor de salir del cine o de una fiesta donde se muestren videos, de apagar la computadora o la televisión, de cambiar la estación de radio o de dejar de lado una revista si lo que se esté presentando no reúne las normas de tu Padre Celestial. Hazlo incluso si otros no lo hacen. Haz saber a tus amistades y familiares que te propones guardar las normas de Dios. Tú posees el don del Espíritu Santo, el cual te brindará fortaleza y te ayudará a tomar decisiones correctas” (véase Para la fortaleza de la juventud, pág. 19).

    Cerrar
  • ¿Qué clases de diversión debo evitar?

    “No asistas a ningún entretenimiento que sea vulgar, inmoral, violento ni pornográfico, ni lo mires ni participes en él de ninguna forma. No participes en entretenimientos que represente en cualquier forma la inmoralidad o el comportamiento violento como algo aceptable” (Para la fortaleza de la juventud, pág. 17).

    Cerrar
  • Me gusta ver un determinado programa de televisión, pero la gente me dice que no debo. ¿De verdad tiene algo de malo?

    Es evidente que nos afecta lo que miramos. El cuadernillo Para la fortaleza de la juventud enseña: “Cualquier cosa que leas, que escuches o que veas tiene un efecto en ti… Aunque hay mucho entretenimiento bueno, algunas diversiones te pueden alejar del que vivas con rectitud. A menudo hay material ofensivo en algunos sitios web, conciertos, películas, música, videocasetes, DVDs, libros, revistas, películas y otros medios de comunicación. Satanás se vale de ese tipo de entretenimiento para engañarte al hacer que lo que es incorrecto y malo parezca normal y emocionante” (pág. 17).

    Se nos ha aconsejado específicamente: “No asistas a ningún entretenimiento que sea vulgar, inmoral, violento ni pornográfico, ni lo mires ni participes en él de ninguna forma. No participes en entretenimiento que represente en cualquier forma la inmoralidad o el comportamiento violento como algo aceptable” (Para la fortaleza de la juventud, pág. 17). Si el programa que miras no cumple con estas normas, no lo veas.

    Cerrar
  • ¿Qué debo hacer si tengo problema con la pornografía?

    “Si estás atrapado(a) en la trampa de la pornografía, deja de verla de inmediato y busca ayuda. Por medio del arrepentimiento, podrás recibir el perdón y encontrar esperanza en el Evangelio. Acude al obispo o al presidente de rama, pide su consejo sobre la manera de superar el problema, y procura sanar a través de la expiación de Jesucristo. Pide al Señor que te dé fortaleza para vencer esa terrible adicción” (Leales a la fe, pág. 147).

    Cerrar
  • ¿Qué tiene de malo la pornografía?

    “La pornografía es trágicamente adictiva. Al igual que otras adicciones, lleva a las personas a experimentar y a buscar una estimulación más potente. Si experimentas con ella y te permites permanecer atrapado en su trampa, te destruirá y te degradará la mente, el corazón y el espíritu; te robará tu respeto propio y el sentido que tienes por las bellezas de la vida; te destrozará y te producirá pensamientos inicuos y posiblemente te incite a cometer hechos inicuos y hará un daño terrible a tus relaciones familiares” (Leales a la Fe, pág. 146-147).

    Cerrar