Saltar navegador principal

El salir con jóvenes del sexo opuesto

La virtud ama a la virtud; la luz se allega a la luz.

Doctrina y Convenios 88:40

El salir con jóvenes del sexo opuesto es una actividad planificada que permite que un joven y una jovencita se conozcan mejor. En las culturas en las que el salir con jóvenes del sexo opuesto sea aceptable, te puede servir para aprender y poner en práctica aptitudes sociales, cultivar amistades, divertirte sanamente y, con el tiempo, encontrar un compañero(a) eterno(a).

No debes salir a solas con jóvenes del sexo opuesto sino hasta que tengas por lo menos 16 años. Al empezar a salir, hazlo con una o con varias parejas más. Evita salir con frecuencia con la misma persona. El contraer una relación seria con alguien cuando se es muy joven, puede limitar la cantidad de otras personas que puedas llegar a conocer y tal vez puede conducir a la inmoralidad. Invita a tus padres a que conozcan a las personas del sexo opuesto con las que sales.

Decide salir únicamente con personas que tengan normas morales elevadas y en cuya compañía puedas mantener las tuyas. Recuerda que el joven y la jovencita que salen juntos tienen la responsabilidad de protegerse el honor y la virtud mutuamente.

Mostrar más

Planifica salir con personas del sexo opuesto en actividades que sean seguras, positivas y económicas, y que los ayuden a conocerse mejor. Ve sólo a lugares donde puedas mantener tus normas y permanecer cerca del Espíritu.

Por lo general, los jóvenes varones son los que toman la iniciativa de invitar y de planificar las salidas. Sé siempre amable y respetuoso cuando invites a salir a alguien del sexo opuesto o cuando aceptes o rechaces una salida. Cuando salgas con alguien del sexo opuesto, sé amable al escuchar y al expresar tus propios sentimientos.

Al empezar la etapa adulta de tu vida, haz que el salir con alguien del sexo opuesto y el casamiento sean una prioridad mayor. Busca un compañero(a) digno(a) de entrar en el templo para sellarse a ti por el tiempo de esta vida y por toda la eternidad. El matrimonio en el templo y el formar una familia eterna son esenciales en el plan de felicidad de Dios.

¿Cómo puedo ser una buena influencia para las personas del sexo opuesto con las que salgo?