Saltar navegador principal

El servicio

Cuando os halláis al servicio de vuestros semejantes, sólo estáis al servicio de vuestro Dios.

Mosíah 2:17

El servicio a los demás es una característica importante de un(a) discípulo(a) de Jesucristo. Un discípulo está dispuesto a llevar las cargas de otras personas y a consolar a los que necesiten consuelo. A menudo, nuestro Padre Celestial satisfará las necesidades de otras personas por medio de ti.

Hay muchas maneras de prestar servicio a los demás. Parte del servicio más importante que brindes será dentro de tu propio hogar. También puedes prestar servicio en tus asignaciones de la Iglesia, de la escuela y la comunidad. Puedes prestar servicio asistiendo al templo y al hacer historia familiar; puedes prestar servicio al compartir el Evangelio con los demás ahora y como misionero(a) de tiempo completo en el futuro. Con frecuencia, el servicio más importante se expresa mediante los sencillos actos cotidianos de bondad. Busca la guía del Espíritu Santo diariamente para saber a quién debes prestar servicio y cómo ayudar a satisfacer sus necesidades. Sigue el ejemplo del Salvador al prestar servicio a los demás.

Al dedicarte a prestar servicio a los demás, te acercarás más al Padre Celestial; tu corazón se llenará de amor; aprenderás que el servicio y el sacrificio son formas de superar el egoísmo. Disfrutarás la felicidad que se recibe únicamente cuando se presta servicio a Dios y a los demás; tus aptitudes aumentarán y serás un instrumento en las manos de Dios para bendecir la vida de Sus hijos.

¿Cuáles son las oportunidades que tengo de prestar servicio a los demás?