Saltar navegador principal

¿En qué consiste la expiación de Jesucristo?

La Expiación es el sacrificio que Jesucristo efectuó con el fin de ayudarnos a vencer el pecado, la adversidad y la muerte. El sacrificio expiatorio de Jesús se realizó en el huerto de Getsemaní y en la cruz del Calvario. Él pagó el precio por nuestros pecados, tomó sobre Sí la muerte y resucitó. La Expiación es la expresión suprema del amor de nuestro Padre Celestial y Jesucristo.

Prepararse espiritualmente

¿Qué recursos ayudarán a los jóvenes a comprender la Expiación y la importancia que tiene en sus vidas?

Mateo 26–27 (Jesucristo pagó el precio de nuestros pecados y tomó sobre Sí nuestros dolores en Getsemaní y en la cruz)

Mateo 28:1–10 (Jesucristo venció la muerte mediante Su resurrección)

2 Nefi 9:6–16 (Jesucristo venció el pecado y la muerte mediante Su expiación)

Alma 7:11–13 (Jesucristo tomó sobre Sí nuestros dolores, enfermedades, aflicciones y pecados)

Thomas S. Monson, “¡Ha resucitado!”, Liahona, mayo de 2010, págs. 87–90.

Linda K. Burton, “¿Está escrita en nuestro corazón la fe en la expiación de Jesucristo?”, Liahona, noviembre de 2012, págs. 111–115.

Expiación de Jesucristo”, Leales a la Fe, 2004, págs. 81–87.

Videos: Videos de la Biblia representando la Expiación

Video: “Las palabras de Pascua de un Apóstol en cuanto a Cristo”

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus debres del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que hayan tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión del quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Escriba la pregunta de la semana anterior (el título de la lección) en la pizarra. Pregunte a los miembros del quórum qué aprendieron la semana anterior que les ayude a responder esa pregunta. ¿Qué hicieron para poner en práctica lo que aprendieron?
  • Muestre láminas que ilustren los acontecimientos de la Expiación (tales como el sufrimiento del Salvador en el huerto de Getsemaní, Su crucifixión o Su resurrección; véase el Libro de obras de arte del Evangelio, 36–39) y pida a los jóvenes que compartan lo que saben acerca de esos acontecimientos. Invite a cada joven a escribir alguna pregunta que tenga acerca de la Expiación. Recoja las preguntas y léalas en voz alta si lo considera apropiado. Aliente a cada uno de ellos a seguir pensando en su pregunta a lo largo de la lección. Al final de la lección, pida el quórum que comparta las respuestas que encontraron a sus preguntas.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes puede ayudar a los miembros del quórum a comprender la expiación de Jesucristo. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para el quórum:

  • Invite a un miembro del quórum a enseñar una parte de esta lección. Podría hacerlo como parte de su plan de Mi Deber a Dios para aprender y enseñar acerca de la Expiación (véase “Entender la doctrina”, págs. 18, 42 o 66). Podría sugerirle que lea el discurso del presidente Thomas S. Monson “¡Ha resucitado!” mientras se prepara.
  • Pida a los jóvenes que hagan una concordancia con algún acontecimiento que haya ocurrido durante las últimas horas de vida del Salvador valiéndose de las referencias de las Escrituras en Mateo 26–28 (tales como el sufrimiento en Getsemaní, la traición, las pruebas de Cristo, la crucifixión y la Resurrección; para una descripción de estos eventos, vaya a videosdelabiblia.org o al Libro de obras de arte del Evangelio). ¿Qué han aprendido los jóvenes en cuanto al Salvador y Su expiación al estudiar esos acontecimientos? Invite a unos pocos miembros del quórum a compartir lo que sienten al pensar acerca de lo que el Salvador ha hecho por ellos.
  • Invite a cada joven a leer uno de los principios de la Expiación del discurso de Linda K. Burton “¿Está escrita en nuestro corazón la fe en la expiación de Jesucristo?”. Luego pídales que busquen en el quórum a alguien que haya leído sobre el mismo principio e invítelos a que analicen lo que hayan aprendido y a compartir un ejemplo personal o de la vida de personas que conozcan que ilustre ese principio. Pida a un joven de cada grupo que comparta con el resto del quórum lo que hayan hablado.
  • Invite a los jóvenes a leer 2 Nefi 9:6–16 y a buscar los versículos que les enseñan acerca de la necesidad de la Expiación. Conceda tiempo suficiente para que varios jóvenes compartan los versículos que hayan seleccionado y sus enseñanzas. Aliéntelos a escribir una carta a alguien que no crea en Dios y a utilizar esos versículos para explicar por qué es importante la Expiación y por qué necesitamos un Salvador. Pídales que compartan sus cartas entre ellos.
  • Pida a algunos jóvenes que lean Alma 7:11–13 e invite a los demás a leer acerca de la gracia en la Guía para el Estudio de las Escrituras. Pídales que compartan lo que hayan aprendido acerca de cómo la Expiación bendice sus vidas. ¿Cómo nos puede ayudar el poder de la Expiación, además de pagar el precio por nuestros pecados? Pida a los jóvenes que compartan un ejemplo de las Escrituras o de su propia vida en que una persona haya recibido fortaleza por medio de la Expiación.
  • Muestre uno o más de los videos que se enumeran en esta reseña y pida a los jóvenes que escriban lo que piensan a medida que los vean. Pídales que expresen los motivos por los cuales sienten agradecimiento por la expiación de Jesucristo.

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden mejor la Expiación? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invítelos a actuar

El miembro de la presidencia del quórum que dirige concluye la reunión. Él podría:

  • Pedir a los miembros del quórum que escriban y compartan lo que pueden hacer para ayudar a su familia y a sus amigos a recibir las bendiciones de la Expiación.
  • Invitar a los jóvenes a que escriban los sentimientos que tienen sobre la Expiación en el diario personal.