Saltar navegador principal
Mi Deber a Dios

¿Cómo puedo ayudar a los demás a recibir las bendiciones de la Expiación?

Al preparar, bendecir y repartir la Santa Cena, los poseedores del Sacerdocio Aarónico ayudan a los miembros de la Iglesia a renovar el poder purificador de la Expiación en sus vidas.

Prepararse espiritualmente

¿Qué pasajes de las Escrituras y discursos podrían ayudar a los jovencitos a entender la función que cumplen al ayudar a los demás a recibir las bendiciones de la Expiación?

Lucas 22:19–20; 3 Nefi 18:1–11 (Jesucristo instituyó la Santa Cena)

D. y C. 20:76–79 (Los poseedores del Sacerdocio Aarónico preparan, bendicen y reparten la Santa Cena)

D. y C. 38:42 (Los poseedores del sacerdocio deben ser dignos de efectuar las ordenanzas)

Abdías 1:21 (Somos salvadores en el monte de Sión)

Boyd K. Packer, “La expiación”, Liahona, noviembre de 2012, págs. 75–78.

Santa Cena”, Leales a la Fe, 2004, págs. 176–178.

“Cómo ser salvadores en el monte de Sión”, Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2011, págs. 499–510.

Videos: “El magnífico sacerdocio”, “Santificaos”

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus debres del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que hayan tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión del quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las siguientes ideas, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Pida a los jóvenes que mencionen algo que recuerden de la lección de la semana anterior. ¿Aún les queda alguna duda? ¿De qué manera están poniendo en práctica lo que aprenden?
  • Pida a los miembros del quórum que hagan una lista en la pizarra con sus respuestas a la pregunta: “¿Cómo puedo ayudar a los demás a recibir las bendiciones de la Expiación?”.

Aprender juntos

El propósito de esta lección es ayudar a cada joven a entender cómo el cumplir sus deberes del sacerdocio ayuda a otras personas a recibir las bendiciones de la Expiación. Como parte de esta lección, los miembros del quórum deben hacer planes en sus libritos de Mi Deber a Dios para administrar las ordenanzas del sacerdocio con reverencia. Antes de la reunión del quórum, invite a los jóvenes a llevar sus libritos de Mi Deber a Dios a la Iglesia. En futuras reuniones de quórum, invítelos a compartir experiencias que hayan tendido al cumplir con sus planes.

  • Invite a un miembro del quórum a que muestre una lámina del Salvador administrando la Santa Cena (véase Libro de obras de arte del Evangelio, 54). Pídale que explique el entorno del hecho, lo que está sucediendo en la ilustración y cómo los poseedores del Sacerdocio Aarónico representan a Jesucristo cuando bendicen y reparten la Santa Cena en la actualidad. Pregunte a los jóvenes cómo se sienten al preparar, bendecir y repartir la Santa Cena.
  • Invite a los jóvenes a leer Doctrina y Convenios 20:76–79, Lucas 22:19–20 y 3 Nefi 18:1–11 en grupos de a dos. Pídales que analicen lo que representan el pan y el agua de la Santa Cena y a quién representan los poseedores del sacerdocio al preparar, bendecir y repartir la Santa Cena (véase Mi Deber a Dios, pág. 24). Invite a los jóvenes a ir a la sección “Actúa” de sus libritos Mi Deber a Dios (págs. 25, 49 o 73) y hacer planes basados en lo que han analizado. Inste a los jóvenes a que hagan las siguientes preguntas a sus padres o a un líder: ¿Qué significa la ordenanza de la Santa Cena para ustedes? ¿Qué puedo hacer yo, como poseedor del Sacerdocio Aarónico, para ayudarlos a tener una experiencia más edificante con la Santa Cena? En una reunión de quórum posterior, invite a los miembros del quórum a compartir las respuestas a esas preguntas y cualquier experiencia que hayan tenido al cumplir con sus planes.
  • Como quórum, lean Doctrina y Convenios 38:42 y hablen acerca de cómo este versículo se aplica a aquellos que se encargan de los “vasos” que contienen los símbolos de la Expiación (véase Mi Deber a Dios, pág. 48). Muestre uno de los videos que se sugiere en esta reseña y pida a los jóvenes que busquen razones por las cuales necesitan ser puros para ejercer el sacerdocio. Invítelos a ir a la sección “Actúa” de sus libros Mi Deber a Dios (págs. 25, 49 o 73) y hacer planes basados en lo que hayan aprendido.
  • Pida a los jóvenes que lean las oraciones sacramentales, que determinen los convenios que encierran dichas oraciones y que expliquen lo que significan. ¿Qué palabras se destacan? (véase Mi Deber a Dios, pág. 72). ¿Cómo influyen la actitud y el comportamiento de las personas que administran la Santa Cena en la experiencia que tienen los miembros de la congregación? Invite a los jóvenes a ir a la sección “Actúa” de sus libritos Mi Deber a Dios (págs. 25, 49 o 73) y hacer planes basados en lo que hayan aprendido.
  • Comparta la foto de un antepasado que haya fallecido sin recibir las ordenanzas del templo o invite a los jóvenes a llevar a la clase fotos de antepasados para mostrarlas. Pídales que analicen cómo pueden ayudar a los fallecidos a participar de las bendiciones de la Expiación. Invite a los jóvenes a estudiar el párrafo que comienza con “Pero ¿cómo van a llegar a ser salvadores en el monte de Sión?” del manual Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith (pág. 505). Analicen lo que significa ser un salvador en el monte de Sión. Invite a los jóvenes a compartir cualquier experiencia que hayan tenido siendo salvadores en el monte de Sión.
  • Lleve a la reunión del quórum algo que represente luz (tal como una bombilla de luz o una linterna). Invite a los jóvenes a pensar lo que significa ser una luz para los demás mientras les cuenta el relato que se encuentra al comienzo del discurso del presidente Boyd K. Packer “La Expiación”. Pídales que compartan su opinión acerca de cómo podemos ser como las “luces bajas” para alguien necesitado. ¿Por qué somos como luces bajas cuando efectuamos nuestros deberes del sacerdocio?

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden de qué modo, como poseedores del sacerdocio, ayudan a otras personas a recibir las bendiciones de la Expiación? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invítelos a actuar

El miembro de la presidencia del quórum que dirige concluye la reunión. Él podría:

  • Compartir el plan que escribió en su librito Mi Deber a Dios y su compromiso de cumplirlo.
  • Analizar la forma en que los miembros del quórum podrían bendecir y repartir la Santa Cena a las personas que no puedan asistir a la capilla (bajo la dirección del obispo).