Saltar navegador principal

¿Qué es la resurrección?

Gracias a la expiación de Jesucristo, todas las personas resucitarán. Nuestro cuerpo y nuestro espíritu se reunirán en un estado inmortal perfecto. La comprensión y el testimonio de la resurrección pueden darnos esperanza y una visión correcta al experimentar los desafíos, las pruebas y los triunfos de la vida.

Prepararse espiritualmente

¿Qué pasajes de las Escrituras u otros recursos le podrían ayudar a enseñar a los jóvenes sobre la Resurrección? ¿Qué siente que debería compartir?

Lucas 24 (La resurrección de Jesucristo)

1 Corintios 15 (Gracias a que el Salvador venció la muerte, todos resucitaremos)

Alma 11:41–45 (Al resucitar, nuestro espíritu y nuestro cuerpo se reunirán y seremos juzgados)

Alma 40–41 (Alma explica la Resurrección a su hijo Coriantón)

Thomas S. Monson, “¡Ha resucitado!”, Liahona, mayo de 2010, págs. 87–90.

Thomas S. Monson, “Señora Patton: La historia continúa”, Liahona, noviembre de 2007, págs. 21–24.

Dallin H. Oaks, “La Resurrección”, Liahona, julio de 2000, págs. 16–19.

Video: “Ha resucitado”

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus debres del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que hayan tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión del quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las siguientes ideas, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Pida a los jóvenes que busquen un pasaje de las Escrituras del cual hayan aprendido durante la lección de la semana anterior. Pídales que compartan el pasaje, lo que aprendieron y lo que están haciendo para poner en práctica sus enseñanzas.
  • Pregunte a los jóvenes qué se celebra durante la Pascua de Resurrección. ¿Cuáles son algunos de los símbolos de la Pascua? ¿Qué enseñan esos símbolos en cuanto a la resurrección?

Aprender juntos

Cada una de las siguientes actividades puede ayudar a los miembros del quórum a comprender la resurrección. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su quórum:

  • Seleccione algunos pasajes de 1 Corintios 15 acerca de la Resurrección. Invite a los jóvenes a leer los pasajes, en grupos pequeños o en forma individual, y a hacer un resumen de lo que hayan aprendido acerca de la Resurrección (por ejemplo, los versículos del 1 al 8 se pueden resumir como “Hay testigos de la Resurrección”). ¿Por qué creen los jóvenes que es importante saber esas verdades acerca de la Resurrección?
  • Pida a los jóvenes que imaginen que un amigo que no es miembro de la Iglesia ha perdido a un ser querido. Invite a la mitad de los jóvenes a leer Alma 40 y a la otra mitad a leer Alma 41. Pídales que hagan una lista de enseñanzas sobre la Resurrección que encuentren en esos capítulos que podrían compartir con sus amigos. A continuación, haga que compartan sus listas con el resto de la clase.
  • Invite a los jóvenes a escribir algunas preguntas que deseen hacer sobre la Resurrección (o prepare algunas usted mismo). Entregue a cada joven una sección del discurso del élder Dallin H. Oaks “Resurrección” y pídales que busquen respuestas a esas preguntas. Invítelos a que compartan lo que aprendan y pregúntenles de qué manera sienten que el saber esas cosas sobre la Resurrección bendice la vida de ellos.
  • Reparta varios libros de Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia (o haga copias de capítulos seleccionados) e invite a los jóvenes a encontrar las enseñanzas de los profetas de los últimos días acerca de la Resurrección. Pídales que compartan lo que encuentren con la clase.
  • Invite a los jóvenes a encontrar himnos acerca de la Resurrección (busque ideas en el índice del himnario). Canten juntos algunos de ellos. Busquen los pasajes de las Escrituras que se encuentran en las notas al pie de la página y analicen lo que enseñan.

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden mejor la Resurrección? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invítelos a actuar

El miembro de la presidencia del quórum que dirige concluye la reunión. Él podría:

  • Compartir su testimonio de la Resurrección.
  • Invitar a los miembros del quórum a que aprendan más acerca de la Resurrección en su estudio personal de las Escrituras y compartan lo que aprendan con el quórum.