Skip main navigation

¿Cómo puedo ayudar a mis amigos menos activos a regresar a la Iglesia?

Parte de nuestro deber como poseedores del sacerdocio es tenderle la mano a los miembros y amigos que no asisten a la Iglesia. El presidente Monson nos ha instado frecuentemente a “ir al rescate” (“Al rescate”, Liahona, julio de 2001, pág. 48). Podemos ayudar a nuestros amigos menos activos al asegurarnos de que sientan un amor y preocupación reales, y al compartir nuestro testimonio por medio de nuestras palabras y hechos al incluirlos en nuestras actividades.

Prepararse espiritualmente

Estudie con espíritu de oración los siguientes recursos y pasajes de las Escrituras. ¿Qué se ha sentido inspirado a compartir con los jóvenes?

Lucas 15 (Las parábolas de la oveja perdida, la moneda perdida y el hijo pródigo)

Alma 31:34–35; D. y C. 18:10, 14–16 (El valor de las almas es grande)

D. y C. 20:46–47, 53–55 (Los deberes del Sacerdocio Aarónico)

Thomas S. Monson, “Ver a los demás como lo que pueden llegar a ser”, Liahona, noviembre de 2012, págs. 68–71.

Dieter F. Uchtdorf, “Vengan, únanse a nosotros”, Liahona, noviembre de 2013, págs. 21–24.

Chi Hong (Sam) Wong, “Unidos en el rescate”, Liahona, noviembre de 2014, págs. 14–16.

Videos: “Nadie más puede hacer esto: Rescatando a Cole”, “Somos hermanos”, “Ayuda a otras personas a regresar a la Iglesia”, “Jesús perdona pecados y sana a un paralítico”

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus deberes del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que han tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión de quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Pida a los jóvenes que den un informe de lo que hicieron para cumplir con cualquier asignación que recibieron durante la lección de la semana pasada.
  • Muestre uno de los videos que se sugieren en esta reseña o comparta una experiencia que haya tenido al ayudar a un amigo o a un familiar menos activo a volver a la Iglesia. Pida a los jóvenes que lean Alma 31:34–35 y D. y C. 18:10, 14–16. ¿Qué nos enseñan estas Escrituras y experiencias acerca de cómo se siente el Padre Celestial en cuanto a Sus hijos?

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes puede ayudar a los miembros del quórum a aprender cómo pueden fortalecer a sus amigos menos activos. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su quórum:

  • Pida a los jóvenes que piensen en una situación en que perdieron algo muy valioso. ¿Qué hicieron para tratar de encontrarlo? Asigne a cada miembro del quórum que lea una de las tres parábolas en Lucas 15. Pida que la relaten con sus propias palabras y que compartan una frase de la parábola que resuma lo que el Salvador estaba enseñando. ¿Qué aprenden los jóvenes de las acciones del pastor, de la mujer y del padre en estas parábolas? ¿Cómo pueden los jóvenes seguir su ejemplo a medida que intentan ayudar a aquellos que están “perdidos” en su quórum? Pida a los jóvenes que compartan alguna experiencia de amigos o integrantes de su familia que han regresado a la Iglesia después de estar menos activos.
  • Pida a los jóvenes que lean Doctrina y Convenios 18:10–13, y pídales que compartan maneras en que podrían terminar esta frase: “El valor de las almas es grande porque …”. Pida a los jóvenes que estudien Doctrina y Convenios 20:46–47, 53–55, y que hagan una lista en la pizarra de palabras o frases que describan su deber del sacerdocio. ¿Cuáles de estas palabras describen maneras en que podemos ayudar a los miembros del quórum que estén menos activos? Invite al presidente del quórum a dirigir un análisis sobre lo que los jóvenes pueden hacer para tender una mano de ayuda a un miembro del quórum menos activo.
  • Con antelación, invite a un miembro del quórum a leer el discurso del élder Chi Hong (Sam) Wong “Unidos en el rescate”. Pídale que llegue preparado para compartir lo que haya aprendido de las ideas del élder Wong en cuanto al relato del hombre paralítico. Invite a los jóvenes a analizar cómo se podría aplicar este relato a ellos como quórum. ¿A quién conocen que no haya estado asistiendo a la Iglesia? ¿Cómo pueden trabajar juntos como quórum para ayudar a esa persona a acercarse más al Salvador?
  • Escriba en la pizarra algunas de las razones por las que la gente no va a la Iglesia, como por ejemplo: “Tengo dudas sobre las enseñanzas de la Iglesia”, “No encajo con la gente de la Iglesia”, “No creo que pueda vivir las normas de la Iglesia”, “Conozco a un miembro de la Iglesia que es un hipócrita”, etcétera. Invite a los jóvenes a buscar respuestas a estas inquietudes en el discurso del presidente Dieter F. Uchtdorf “Vengan, únanse a nosotros”. Concédales una oportunidad de dramatizar cómo reaccionarían si un amigo les expresara algunas de estas inquietudes.
  • Pida a cada joven que lea uno de los relatos del discurso del presidente Thomas S. Monson: “Ver a los demás como lo que pueden llegar a ser”, y pídales que compartan lo que el relato les enseña en cuanto a cómo ayudar a nuestros amigos menos activos a regresar a la Iglesia. Invite al quórum a analizar maneras en que pueden aplicar el consejo del presidente Monson.

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido hoy. ¿Comprenden cómo ayudar a fortalecer a sus amigos menos activos? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invítelos a actuar

El joven que dirige concluye la reunión. Él podría:

  • Consultar con el quórum en cuanto a maneras específicas de invitar a los miembros menos activos a la Iglesia y a la Mutual.
  • Desafiar a los jóvenes a que extiendan una mano a un miembro menos activo y den un informe la semana siguiente.