Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal

¿Cómo puedo participar en apresurar la obra del Señor?

Vivimos en los últimos días, cuando el Señor está cumpliendo Su promesa: “He aquí, apresuraré mi obra en su tiempo” (D. y C. 88:73). Los poseedores del Sacerdocio Aarónico tienen una función importante en esta obra. Podemos participar al invitar a todos a venir a Cristo al compartir el Evangelio, brindar un servicio cristiano, efectuar dignamente las ordenanzas del sacerdocio, fortalecer a los nuevos miembros, rescatar a los menos activos y al brindar las ordenanzas de salvación a los muertos.

Prepararse espiritualmente

¿Qué Escrituras y otros recursos inspirarán a los jóvenes a participar en apresurar la obra del Señor?

Isaías 11:9; 1 Nefi 13:37; 14:14 (Profecías acerca de la obra del Señor)

Mosíah 28:1–3 (Los hijos de Mosíah desean predicar el Evangelio)

Moisés 1:39 (Dios describe Su obra)

D. y C. 20:46-60 (Deberes de los poseedores del Sacerdocio Aarónico)

D. y C. 138:56 (Los hijos fieles de Dios fueron preparados en la vida preterrenal para trabajar en la viña del Señor)

Thomas S. Monson, “Dispuestos a servir y dignos de hacerlo”, Liahona, mayo de 2012, págs. 66–69.

Dieter F. Uchtdorf, “¿Están durmiendo durante la Restauración?”, Liahona, mayo de 2014, págs. 58-62.

S. Gifford Nielsen, “¡Apresuremos el plan de juego del Señor!”, Liahona, noviembre de 2013, págs. 33–35.

Apresurar la obra de salvación

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus deberes del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que han tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión del quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las siguientes ideas, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Invite a los jóvenes a que hablen, enseñen y testifiquen de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior.
  • Escriba en la pizarra: ¿Qué es la obra del Señor? Invite a los miembros del quórum a acercarse a la pizarra y escribir posibles respuestas a esa pregunta. Anímelos a seguir contribuyendo a la lista según vayan aprendiendo más durante la lección.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes permitirá a los jóvenes descubrir cómo pueden participar mientras el Señor apresura Su obra. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su clase:

  • Escriba la palabra apresurar en la pizarra y pídale a alguien que lea Doctrina y Convenios 88:73. Invite al quórum a analizar el significado de apresurar algo (si fuera necesario, podrían buscar la palabra en un diccionario). Pregunte a los jóvenes por qué creen que es necesario apresurar la obra del Señor en la actualidad. Invítelos a buscar respuestas a esta pregunta en las Escrituras que se sugieren en la reseña o en otras en las que piensen ellos.
  • Con unos días de antelación, pida a los jóvenes que visiten la sección Apresurar la obra del Señor en LDS.org y que revisen algunos de los recursos que hay allí. Invítelos a venir a la reunión de quórum preparados para compartir algo del sitio que les haya inspirado a participar más plenamente en la obra del Señor.
  • Invite a los jóvenes a repasar uno de los discursos de conferencia de esta reseña en busca de frases que los inspiren a participar más plenamente en la obra del Señor. Pídales que las compartan y expliquen por qué las consideran inspiradoras.
  • Escriba preguntas como las siguientes en la pizarra: ¿Qué pueden hacer los poseedores del Sacerdocio Aarónico para participar en la obra del Señor? ¿Qué les ayuda a sentir el ánimo y la urgencia de la obra? ¿Cómo les están preparando sus experiencias para participar en la obra? Pida a los jóvenes que lean las Escrituras que se sugieren en esta reseña para ayudarles a responder algunas de estas preguntas. Invítelos a compartir lo que encuentren.
  • Lean como quórum la descripción que el élder S. Gifford Nielsen hace de los planes de juego en su discurso “¡Apresuremos el plan de juego del Señor!”. Invite al presidente del quórum a dirigir un análisis acerca de un “plan de juego” para que el quórum participe más plenamente en algún aspecto de la obra del Señor, como compartir el Evangelio, rescatar a un miembro del quórum o hacer la obra del templo y de historia familiar.

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan encontrado. ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Comprenden cómo pueden participar en apresurar la obra del Señor? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a este tema?

Invítelos a actuar

El joven que dirige concluye la reunión. Él podría:

  • Compartir su testimonio con el quórum acerca de cómo el hacer la obra del Señor ha fortalecido su testimonio y lo que ha tenido la impresión de hacer como resultado de la lección.
  • Invitar a los miembros del quórum a elegir hacer algo específico (como quórum e individualmente) para apresurar la obra del Señor.