Saltar navegador principal

¿Qué es Sión?

El Señor nos manda: “Procurad sacar a luz y establecer la causa de Sión” (D. y C. 6:6). Sión se refiere al pueblo del Señor que son uno en corazón y en voluntad, y que viven juntos en rectitud. Podemos establecer Sión al edificar unidad y fortaleza espiritual en nuestro hogar, barrio, rama y comunidad.

Prepararse espiritualmente

Estudie con espíritu de oración los siguientes recursos y pasajes de las Escrituras. ¿Qué inspirará a los jóvenes a edificar Sión?

Mosíah 18:21; D. y C. 38:27 (Debemos buscar la unidad)

4 Nefi 1:1–18 (Los nefitas y los lamanitas viven juntos en un estado similar a Sión)

D. y C. 6:6; 11:6; 12:6; 14:6 (Procuremos establecer la causa de Sión)

D. y C. 97:21; Moisés 7:18 (¿Qué es Sión?)

Henry B. Eyring, “Entrelazados nuestros corazones en uno”, Liahona, noviembre de 2008, págs. 68–71.

D. Todd Christofferson, “A Sión venid”, Liahona, noviembre de 2008, págs. 37–40.

Sión”, Leales a la Fe, 2004, págs. 183–184.

Videos: “Las piernas de Dayton”, “Compartir la luz de Cristo”

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus debres del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que hayan tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión del quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Pida a cada miembro del quórum que complete la siguiente frase: “Lo que aprendí la semana pasada fue importante para mí porque…”.
  • Escriba Sión en la pizarra y pida a los jóvenes que mencionen palabras que les vengan a la mente cuando piensan en Sión. Invítelos a leer las páginas 183–184 de Leales a la Fe para completar su lista. ¿Cuál es su función como poseedores del sacerdocio en la edificación de Sión?

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes puede ayudar a los miembros del quórum a aprender en cuanto a Sión. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para el quórum:

  • Lean Moisés 7:18–19 juntos y busquen otro nombre para Sión. Pida a los jóvenes que imaginen cómo sería una “Ciudad de Santidad”. ¿Cuán diferente sería del mundo en el que vivimos ahora? Invítelos a hacer una lista en la pizarra con cosas que no existirían, y una lista de cosas que existirían en una ciudad de santidad. Ínstelos a leer 4 Nefi 1:1–18 para encontrar cosas que podrían añadir a sus listas. ¿Qué tendríamos que cambiar nosotros individualmente para poder edificar Sión? ¿Qué pueden hacer los jóvenes para edificar Sión en sus familias? ¿Y en el quórum?
  • Pida a los jóvenes que lean Doctrina y Convenios 6:6; 11:6; 12:6; y 14:6, y que encuentren la frase que tienen en común cada uno de los pasajes. ¿Qué piensan los jóvenes que significa establecer la causa de Sión? Muestre uno de los videos que se sugieren en esta reseña y pida a los miembros del quórum que busquen maneras en que los jóvenes de los videos están procurando sacar a la luz y establecer la causa de Sión. ¿Qué les impresiona en cuanto a la actitud y los deseos de estos jóvenes? ¿Cómo pueden seguir el ejemplo de los jóvenes para ayudar a establecer Sión?
  • Como quórum, lean los primeros cinco párrafos del discurso del élder D. Todd Christofferson “A Sión venid”, y busquen respuestas a la pregunta: “¿Qué significa salir de Babilonia y venir a Sión?”. Divida el quórum en tres grupos y asigne a cada uno que lea las secciones del discurso “La unidad”, “La santidad” o “El cuidado de los pobres”. Pídales que analicen en su grupo cosas que pueden hacer para aplicar estos principios y edificar Sión en el quórum y en sus familias. Pídales que compartan con el resto del quórum lo que hayan analizado.
  • Divida el quórum en dos grupos. Pida a un grupo que lea y analice Mosíah 18:21 y Doctrina y Convenios 38:27, y pida al otro grupo que lea y analice Doctrina y Convenios 97:21 y Moisés 7:18. Invite a los grupos a que planifiquen una lección práctica que podrían usar para enseñar al resto del quórum lo que hayan aprendido de sus Escrituras (si necesitan ayuda, comparta con ellos “Comparaciones y lecciones prácticas” en las páginas 185–186 de La enseñanza: El llamamiento más importante). Pídales que compartan sus ideas entre ellos. ¿Cuáles son las bendiciones de estar unidos como familia, quórum y barrio o rama?
  • Como quórum, lean D. y C. 38:27. ¿Por qué desea el Salvador que seamos uno? Divida secciones del discurso del presidente Henry B. Eyring “Entrelazados nuestros corazones en uno” entre los jóvenes y pídales que encuentren los principios que enseña el presidente Eyring que nos podrían ayudar a lograr más unidad en nuestra familia y en nuestro quórum. Invite a los jóvenes a escribir en ls pizarra los principios que encuentren. ¿Cuáles son algunos de los obstáculos que evitan que los jóvenes logren la unidad? ¿Cómo pueden vencerlos? Inste a los jóvenes a establecer metas personales a fin de aplicar uno de estos principios para incrementar la unidad en su familia. Trabajen juntos para establecer una meta similar con el fin de estar más unidos como quórum.

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden lo que es Sión? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invítelos a actuar

El joven que dirige concluye la reunión. Él podría:

  • Invitar al quórum a tender una mano a alguien que no se sienta incluido en su quórum o en su círculo de amigos.
  • Compartir sus sentimientos en cuanto a Sión y la importancia de la unidad en el quórum.