Saltar navegador principal

¿Por qué son importantes las ordenanzas del templo?

Las ordenanzas del templo conducen a las mayores bendiciones disponibles para los hijos de nuestro Padre Celestial. Estas ordenanzas nos preparan para vivir eternamente con Él y con nuestra familia después de esta vida; nos bendicen con poder espiritual y guía durante la vida terrenal. En el templo también podemos recibir las ordenanzas esenciales a favor de antepasados que murieron sin tener la oportunidad de recibirlas por sí mismos.

Prepárese espiritualmente

A medida que se prepare, estudie con espíritu de oración los siguientes recursos y pasajes de las Escrituras. ¿Qué podría inspirar a los jóvenes a ser dignos de las ordenanzas del templo y participar en ellas?

D. y C. 84:19–22 (El poder de la divinidad reside en las ordenanzas del sacerdocio)

D. y C. 131:1–4 (El nuevo y sempiterno convenio del matrimonio)

Quentin L. Cook, “Raíces y ramas”, Liahona, mayo de 2014

Richard G. Scott, “La adoración en el templo: Fuente de fortaleza en épocas difíciles”, Liahona, mayo de 2009, págs. 43–45

Thomas S. Monson, “El Santo Templo: Un faro para el mundo”, Liahona, mayo de 2011, págs. 90–94; véase también el video “Los templos son un faro”.

Templos”, Leales a la Fe, 2004, págs. 186–190.

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus deberes del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que han tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión del quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Lleve un objeto o una lámina a la clase y pregunte cómo se relaciona con la lección de la semana pasada. Repasen juntos la doctrina que se enseñó en esa lección.
  • Invite a un joven a sostener una lámina del templo y explicar por qué las ordenanzas del templo son importantes para él.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes ayudará a los miembros del quórum a entender por qué son importantes las ordenanzas del templo. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más actividades que resulten mejor para su quórum:

  • Muestre una lámina de un matrimonio frente a un templo (véase el Libro de obras de arte del Evangelio, 120). Invite al quórum a leer juntos Doctrina y Convenios 131:1–4 y a buscar las bendiciones prometidas a quienes entran en el nuevo y sempiterno convenio del matrimonio. ¿Qué bendiciones le serán retenidas a quienes no entren en este convenio? ¿En qué difiere la perspectiva del Señor sobre el matrimonio de la perspectiva del mundo? Comparta su testimonio con los jóvenes acerca de las bendiciones que están a su alcance y al de sus futuras familias al participar en las ordenanzas del templo.
  • Invite a las jovencitas a leer los primeros 10 párrafos del discurso del élder Richard G. Scott “Adoración en el templo: Fuente de fortaleza en épocas difíciles”. Invítelos a compartir cómo piensan que las experiencias del élder Scott demuestran la importancia de las ordenanzas del templo. Comparta experiencias personales vida e invite a los jóvenes a hacer lo mismo.
  • Muestre el video “Los templos son un faro” (o comparta la historia de la familia de Mou Tham que relata el presidente Thomas S. Monson en su discurso “El Santo Templo: Un faro para el mundo”) y pregunte a los jóvenes por qué creen que la familia de Mou Tham deseaba hacer unos sacrificios tan grandes para ir al templo. ¿Qué sacrificios han hecho o visto hacer a otras personas para asistir al templo y recibir sus bendiciones?
  • Entregue a cada joven una copia del discurso del élder Richard G. Scott “Adoración en el templo: Fuente de fortaleza en épocas de necesidad” y pida a los miembros del quórum que busquen las sugerencias que él da para beneficiarse de la asistencia al templo. Pida a los jóvenes que compartan lo que encuentren. ¿Cuáles de las siguientes sugerencias piensan que se aplican mejor a ellos como jóvenes? Invítelos a seleccionar una o más que pondrán en práctica la próxima vez que vayan al templo. Pida a los jóvenes que compartan una experiencia reciente que hayan tenido al asistir al templo. ¿Qué bendiciones recibieron?
  • Divida la clase o el quórum en dos partes iguales y pida a una mitad que imaginen que son los antepasados fallecidos de la otra mitad. Invítelos(as) a imaginarse que fallecieron sin ser bautizados(as) pero aceptaron el Evangelio en el mundo de los espíritus. Pídales que escriban un mensaje a los descendientes que estén vivos y se lo entreguen a una de los jóvenes o de las jóvencitas de la otra mitad de la clase o del quórum. Pídale a la clase o a los miembros del quórum que lean los mensajes en voz alta. Escriba en la pizarra el título de esta lección e invite a las jovencitas o a los jóvenes del quórum a pensar en esa pregunta mientras leen el tercero y cuarto párrafos de la sección “La tecnología en la historia familiar” del discurso del élder Quentin L. Cook “Raíces y ramas”. Pídales que compartan lo que hayan pensado.

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan encontrado. ¿Comprenden ellos la importancia de las ordenanzas del templo? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invítelos a actuar

El joven que dirige concluye la reunión. Él podría:

  • Dirigir al quórum en la planificación de un viaje al templo para efectuar bautismos por los muertos y, de ser posible, llevando nombres de sus familiares. También podría invitar a los miembros del quórum a utilizar lo que hayan aprendido hoy para alentar a otros miembros del quórum a asistir al templo con ellos.
  • Preguntar a los miembros del quórum lo que sienten que deben hacer gracias a lo que aprendieron hoy.