Saltar navegador principal
Mi Deber a Dios

¿Cuál es mi función en el cumplimiento del plan de nuestro Padre Celestial?

Nuestro Padre Celestial ha dicho que Su obra y Su gloria es “llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre” (Moisés 1:39). Los poseedores del sacerdocio desempeñamos una función en el plan de nuestro Padre Celestial al mantenernos dignos y realizar nuestros deberes del sacerdocio. Estos deberes incluyen llevar a cabo las ordenanzas del sacerdocio, prestar servicio a los demás e invitar a todos a venir a Cristo.

Prepararse espiritualmente

Escuche al Espíritu Santo a medida que estudie estos recursos. Reflexione acerca de lo que podrían hacer los jóvenes para aprender cómo ayudan a Dios al cumplir con sus deberes.

Moisés 1:39 (La obra y la gloria de Dios es exaltar a Sus hijos)

D. y C. 20:46–60, 75–79; 84:111; 107:68 (Deberes del Sacerdocio Aarónico)

D. y C. 38:42 (Los poseedores del sacerdocio deben ser puros y dignos)

Videos: “Invitar a todos a venir a Cristo”“Cumplir tu Deber a Dios”

Cumplir nuestro Deber a Dios, págs. 23 (diáconos), 46–47 (maestros), 70–71 (presbíteros)

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus debres del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que hayan tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión del quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para repasar la doctrina de la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Pida a los jóvenes que piensen en una palabra que resuma lo que hayan aprendido la semana anterior. Analicen las palabras que elijan.
  • Muestre una lámina de Juan el Bautista (véase Las bellas artes del Evangelio, 35) y pregunte qué hizo él para preparar el camino del Salvador (véase Mateo 3). Pregunte a los miembros del quórum de qué manera preparan el camino para el regreso del Salvador al cumplir con sus deberes del sacerdocio.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes ayudará a los miembros del quórum a entender el modo de cumplir con sus deberes del sacerdocio con el fin de ayudar a nuestro Padre Celestial a lograr Su plan. Siga la inspiración del Espíritu y seleccione una o más que resulten adecuadas para su quórum:

  • Invite a los jóvenes a que lean la sección “Deberes del sacerdocio” del librito Mi Deber a Dios (págs. 23, 46–47 o 70–71) y a subrayar las palabras o las frases que indiquen una acción. Pida a los jóvenes que expliquen la forma en que cada uno de esos deberes les ayuda a llevar a cabo el plan de nuestro Padre Celestial. ¿De qué manera han sido bendecidos los jóvenes por el servicio del sacerdocio que otros hermanos les han prestado? ¿Qué ejemplos han visto de bendiciones que otras personas han recibido mediante el servicio del sacerdocio?
  • Como quórum, repasen Doctrina y Convenios 20:46–60. Invite a los jóvenes a contar experiencias que hayan tenido al cumplir con su deber de invitar a otras personas (entre ellas, familiares y amigos) a venir a Cristo. ¿De qué manera están contribuyendo a cumplir con el plan de Dios? Invítelos a hacer una dramatización de posibles situaciones en las que podrían tener la oportunidad de compartir el Evangelio. Por ejemplo: “Un amigo nos pregunta por qué no jugamos al fútbol los domingos ni tomamos café ni té”. ¿Cómo responderían la pregunta del amigo si el objetivo fuera compartir el Evangelio? Invítelos a acudir a las páginas 29, 51 o 73 del librito Mi Deber a Dios y a que hagan planes según lo que hayan aprendido.
  • Muestre uno o los dos videos que se sugieren en esta reseña. Pida a los jóvenes que determinen qué deberes del sacerdocio se manifiestan en los videos y de qué manera les ayudan esos deberes a llevar a cabo el plan de Dios (véase un resumen de los deberes del sacerdocio en Mi Deber a Dios, págs. 23, 46–47 o 70–71). ¿Qué experiencias han tenido al cumplir con esos deberes? ¿Por qué es importante comprender que el cumplir con nuestros deberes contribuye a cumplir con el plan de Dios? ¿Cómo influye ese entendimiento en la manera en que los jóvenes cumplen con sus deberes?

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden su función en el cumplimiento del plan de nuestro Padre Celestial? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invítelos a actuar

El miembro de la presidencia del quórum que dirige concluye la reunión. Él podría: 

  • Compartir ejemplos de lo que haya visto hacer a otros miembros del quórum para llevar a cabo el plan de Dios mediante su servicio en el sacerdocio.
  • Deliberar en consejo con los miembros del quórum en cuanto a lo que pueden hacer como quórum a fin de cumplir sus deberes del sacerdocio.