Skip main navigation

Febrero: El Plan de Salvación

“Porque, he aquí, ésta es mi obra y mi gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre” (Moisés 1:39).

Entender el Plan de Salvación es fundamental para el aprendizaje espiritual. Todo lo que aprenda cada joven sobre el Evangelio, y lo que aprenda sobre las cosas temporales, se debe colocar en el contexto del Plan de Salvación a fin de que pueda discernir entre lo que tiene significado eterno y lo que no lo tiene. Si el joven comprende verdaderamente el Plan de Salvación, su vida tiene mayor propósito. El verá los obstáculos y la adversidad como oportunidades para madurar. Tomará sus decisiones basado en las consecuencias eternas en lugar de procurar obtener una gratificación inmediata. Será capaz de tener felicidad y gozo.

Para que Mi Deber a Dios forme parte de la reunión dominical del cuórum, considere enseñar la reseña de Mi Deber a Dios de esta unidad.

Mutual

Considere cómo puede planificar actividades que se relacionen con lo que están aprendiendo los jóvenes. El sitio de actividades para los jóvenes está disponible para ayudarle. Muchas de las actividades de aprendizaje de estas reseñas serían adecuadas para las actividades de la Mutual. Trabaje con las presidencias de los cuórumes para seleccionar y planificar actividades apropiadas para reforzar lo que los jóvenes aprenden el día domingo.

Mi Deber a Dios

Las siguientes secciones del cuadernillo Mi Deber a Dios están relacionadas con las lecciones de esta unidad:

“Deberes del sacerdocio”, págs. 23, 46–47, 76–77

“Invita a todos a venir a Cristo”, págs. 28–29, 53–54, 72–73

“Comprende la doctrina”, págs. 18–20, 45–46, 66–68

,