Saltar navegador principal

Febrero: El Plan de Salvación

“Ésta es mi obra y mi gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre” (Moisés 1:39).

Entender el Plan de Salvación es fundamental para el aprendizaje espiritual. Todo lo que aprenda cada joven sobre el Evangelio, y lo que aprenda sobre las cosas temporales, se debe colocar en el contexto del Plan de Salvación a fin de que pueda discernir entre lo que tiene significado eterno y lo que no lo tiene. Si el joven comprende verdaderamente el Plan de Salvación, su vida tiene mayor propósito. Verá los obstáculos y la adversidad como oportunidades de madurar. Tomará sus decisiones basándose en las consecuencias eternas en lugar de procurar obtener una gratificación inmediata. Será capaz de tener felicidad y gozo.

Para que Mi Deber a Dios forme parte de la reunión dominical del quórum, considere enseñar la reseña de Mi Deber a Dios de esta unidad.

Mutual

Muchos de los temas de las lecciones y las actividades de aprendizaje de esta unidad también podrían ser adecuados para las actividades de la Mutual. Trabaje con las presidencias de los quórumes para seleccionar y planificar actividades que sean adecuadas para reafirmar lo que los jóvenes aprendan el día domingo.

Mi Deber a Dios

Las siguientes secciones del librito Mi Deber a Dios se relacionan con las lecciones de esta unidad:

“Deberes del sacerdocio”, págs. 23, 46–47, 70–71.

“Invita a todos a venir a Cristo”, págs. 28–29, 50–51, 72–73.

“Comprende la doctrina”, págs. 18–20, 42–44, 66–68.

,