Saltar navegador principal

¿Qué es el sacerdocio?

El sacerdocio es el poder eterno y la autoridad de nuestro Padre Celestial. Mediante el sacerdocio, Dios creó los cielos y la tierra, y los gobierna. Por medio de este poder, Él redime y exalta a Sus hijos. Dios concede el uso de Su sacerdocio a hombres dignos para que bendigan y sirvan a Sus hijos. A los hombres que honran el sacerdocio se les puede autorizar a predicar el Evangelio, administrar las ordenanzas de salvación y dirigir la Iglesia.

Prepararse espiritualmente

A medida que se prepare, estudie con espíritu de oración los siguientes recursos y pasajes de las Escrituras. ¿Qué se siente inspirado a compartir con el quórum?

Mateo 3:1–6; 28:19; Juan 15:16 (Los poseedores del sacerdocio predican el Evangelio)

Hechos 3:1–8; Santiago 5:14–15 (Los poseedores del sacerdocio dan bendiciones para sanar a los enfermos y afligidos)

Hebreos 5:4 (Los poseedores del sacerdocio son llamados por Dios)

3 Nefi 11:1218:1–5; D. y C. 107:20 (Los poseedores del sacerdocio administran las ordenanzas)

D. y C. 20:38–67 (Deberes de los poseedores del sacerdocio)

D. y C. 65:2; 124:123 (Los poseedores del sacerdocio ayudan en el gobierno de la Iglesia)

D. y C. 121:34–41 (La autoridad del sacerdocio sólo funciona con los principios de rectitud)

Thomas S. Monson, “Dispuestos a servir y dignos de hacerlo”, Liahona, mayo de 2012, págs. 66–69.

Dieter F. Uchtdorf, “El gozo del sacerdocio”, Liahona, noviembre de 2012, págs. 57–60.

Sacerdocio”, Leales a la Fe, 2004, págs. 163–168.

Videos: “El poder de Dios”“Las bendiciones del sacerdocio”Las bendiciones del sacerdocio están disponibles para todos

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus debres del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que hayan tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión del quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Pida a un joven que vaya a la reunión del quórum preparado para compartir lo que aprendió en la lección de la semana anterior. Aliéntelo a compartir sus sentimientos y testimonio.
  • Invite a los jóvenes a hacer una dramatización en la que un amigo de otra religión les pregunta: “¿Qué es el sacerdocio?”. ¿Cómo describirían lo que es el sacerdocio? ¿Qué experiencias podrían compartir? Comparta con los jóvenes la definición de sacerdocio que hay al comienzo de esta reseña o muéstreles el video “Las bendiciones del sacerdocio están disponibles para todos” y pregúnteles qué otras verdades han aprendido sobre el sacerdocio.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes ayudará a los miembros del quórum a entender el sacerdocio. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su quórum:

  • Invite a un miembro del quórum a enseñar una parte de la lección. Podría hacerlo como parte de su plan de Mi Deber a Dios para aprender y enseñar sobre el sacerdocio y las llaves del sacerdocio (véase “Comprende la doctrina”, págs. 18, 42 o 66).
  • Entregue a los jóvenes copias del discurso del presidente Thomas S. Monson “Dispuestos a servir y dignos de hacerlo”. Pida a cada joven que lea los primeros siete párrafos y que busque palabras o frases que el presidente Monson utiliza para explicar lo que es el sacerdocio, y deje que escriban esas palabras o frases en la pizarra. (Algunos ejemplos podrían ser: canal, poder de Dios y oportunidad de bendecir.) ¿Qué significan estas palabras? ¿Qué más aprendieron sobre el sacerdocio? ¿Qué experiencias han tenido que han fortalecido su testimonio del sacerdocio?
  • Divida el quórum en grupos pequeños. Asigne a cada grupo uno o más de los pasajes de las Escrituras que se sugieren en esta reseña y pídales que busquen los deberes de los poseedores del sacerdocio que se mencionan en ellos. Invítelos a buscar en el Libro de obras de arte del Evangelio láminas de personas que estén efectuando deberes del sacerdocio y pídales que expliquen a los demás cómo fueron bendecidas otras personas por medio de este servicio. Invite a los jóvenes a compartir las experiencias que han tenido al cumplir con sus deberes del sacerdocio y a describir cómo el servicio de ellos afecta a otras personas.
  • Escriba en la pizarra: “¿Qué bendiciones han recibido gracias al sacerdocio?”. Invite a los jóvenes a reflexionar sobre esta pregunta y a compartir sus respuestas. Muestre uno de los videos de esta reseña e invite a los jóvenes a buscar respuestas a preguntas tales como “¿Qué es el sacerdocio?” o “¿Cómo nos bendice el sacerdocio?”.
  • Invite a los jóvenes a buscar en las Escrituras ejemplos de personas que fueron bendecidas por el sacerdocio (por ejemplo, podrían buscar en los pasajes de las Escrituras que se sugieren en esta reseña). Pídales que compartan los ejemplos que encontraron, así como sus propias experiencias que testifican del poder del sacerdocio. Como quórum, lean los primeros cuatro párrafos de la última sección del discurso del presidente Dieter F. Uchtdorf “El gozo del sacerdocio”. ¿Cómo se siente el presidente Uchtdorf acerca del sacerdocio? Invite a los jóvenes a compartir los sentimientos que tengan en cuanto a lo que significa poseer el sacerdocio.

Pida a los jóvenes que compartan lo que han aprendido. ¿Comprenden mejor el sacerdocio? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invítelos a actuar

El miembro de la presidencia del quórum que dirige concluye la reunión. Él podría:

  • Compartir sus sentimientos acerca del sacerdocio y de lo que significa en su vida.
  • Extender a los miembros del quórum el desafío de compartir con un familiar o un amigo lo que hayan aprendido y sentido sobre el sacerdocio en la clase de hoy.