Skip main navigation

¿Cómo puedo fortalecer mi testimonio?

Un testimonio es una confirmación espiritual de la verdad recibida por medio del Espíritu Santo. Como miembros de la Iglesia, tenemos la oportunidad y la responsabilidad sagrada de obtener nuestro propio testimonio. Si procuramos obtener un testimonio por medio del estudio, la oración y el vivir el Evangelio, el Espíritu Santo nos ayudará a saber por nosotros mismos que el Evangelio es verdadero.

Prepárese espiritualmente

Con espíritu de oración, estudie los siguientes pasajes de las Escrituras y otros recursos aprobados por la Iglesia. ¿Qué puede encontrar que inspire a los jóvenes a obtener un testimonio?

Juan 7:16–17 (Si hacemos la voluntad del Señor, obtendremos un testimonio)

1 Corintios 2:9–13; Alma 5:45–46; D. y C. 8:2–3 (El Espíritu Santo testifica de la verdad)

Santiago 1:5; 1 Nefi 10:17–19; 15:11; 3 Nefi 18:20; Moroni 10:3–5 (Para obtener un testimonio, debemos pedirlo y buscarlo)

Mosíah 26:3; Alma 12:11 (Obstáculos para obtener un testimonio)

D. y C. 9:7–9 (Debemos estudiar por nosotros mismos antes de pedir)

Dieter F. Uchtdorf, “Cómo recibir un testimonio de luz y verdad”, Liahona, noviembre de 2014, págs. 20–23.

Jeffrey R. Holland, “Creo”, Liahona, mayo de 2013, págs. 93–95.

Quentin L. Cook, “¿Podéis sentir esto ahora?”, Liahona, noviembre de 2012, págs. 6–9.

Craig C. Christensen, “Sé estas cosas por mí mismo”, Liahona, noviembre de 2014, págs. 50–52.

Testimonio”, Leales a la Fe, 2004, págs. 193–195.

Video: “A la espera en nuestro camino a Damasco”

Permita que los jóvenes dirijan

Un miembro de la presidencia del quórum (o un ayudante del obispo en el quórum de presbíteros) dirige la reunión. Él dirige a los demás jóvenes para que deliberen en consejo en cuanto a los asuntos del quórum, les enseña sus debres del sacerdocio (usando las Escrituras y el librito Mi Deber a Dios), los alienta a compartir las experiencias que hayan tenido al cumplir con su deber a Dios e invita al asesor o a otro miembro del quórum a enseñar una lección del Evangelio. Puede prepararse llenando una Agenda de la reunión del quórum durante una reunión de presidencia.

Comience la experiencia de aprendizaje

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para repasar la lección de la semana anterior y presentar la de esta semana:

  • Invite a los jóvenes a compartir cualquier experiencia que hayan tenido al aplicar un principio de la lección de la semana pasada. Tal vez desee compartir una experiencia propia que de paso a iniciar el análisis.
  • Como quórum, lean la comparación del élder Craig C. Christensen entre un testimonio y una secoya en su discurso “Sé estas cosas por mí mismo”. Si es posible, lleve a la clase la imagen de una secuoya y explique que este árbol crece a partir de una semilla que apenas mide unos pocos milímetros de longitud. Pida a los jóvenes que compartan lo que les enseña esta comparación en cuanto a la manera de fortalecer su testimonio.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes ayudará a los miembros del quórum a aprender a adquirir sus testimonios personales. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su quórum:

  • Pida a un miembro del quórum que enseñe una parte de esta lección. Él joven podría hacerlo como parte de su plan de Mi Deber a Dios de aprender y enseñar sobre la oración y la revelación personal (véase “Comprende la doctrina”, páginas 18, 42, o 66).
  • Pida a algunos jóvenes que lean 1 Nefi 10:17–19, y pida a otros que lean Alma 5:45–47. ¿Qué hicieron Nefi y Alma para obtener sus testimonios? ¿Qué más pueden aprender de estos ejemplos? ¿Qué otros ejemplos pueden encontrar en las Escrituras? Invítelos a compartir experiencias que hayan tenido y que fortalecieron su testimonio. ¿Qué pueden hacer para buscar más experiencias como éstas?
  • Asigne a cada joven el estudio de una de las secciones principales del discurso del presidente Dieter F. Uchtdorf “Cómo recibir un testimonio de luz y verdad”. Invite a los jóvenes a buscar lo que el presidente Uchtdorf enseña acerca de obtener un testimonio y pídales que compartan lo que encuentren. Escriba en la pizarra: “Obtener un testimonio es como__________”. Invite a algunos de los jóvenes a acercarse a la pizarra y comparta cómo completaría esa frase.
  • Pida a cada joven que lea uno o dos de los pasajes indicados en esta reseña para encontrar las maneras en que se puede obtener y fortalecer un testimonio o la cosas que nos impiden obtenerlo. Después de que hayan compartido algunas ideas, pídales que piensen en la forma en qué pueden ayudar a otros miembros del quórum a fortalecer su testimonio o ¿Cómo pueden ayudar a sus familiares y amigos de la escuela?
  • Mientras leen los párrafos 9 y 10 del discurso del élder Quentin L. Cook “¿Podéis sentir esto ahora?”, invite a cada joven a hacer una lista de aquello que podría debilitar su testimonio, y de las maneras en que puede mantenerlo fuerte. Pídales que compartan ejemplos que hayan visto que ilustren algo de su lista.

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden cómo obtener su testimonio personal? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invítelos a actuar

El joven que dirige concluye la reunión. Él podría:

  • Compartir su testimonio acerca de la importancia de que cada persona obtenga su propio testimonio del Evangelio.
  • Invitar a otros miembros del quórum a compartir su testimonio.
  • Invitar a los miembros del quórum a pensar en qué pueden hacer para fortalecer su testimonio.