Saltar navegador principal

Ideas para el aprendizaje y la enseñanza

El Salvador utilizó las Escrituras para enseñar y testificar acerca de Su misión. Él enseñó a las personas a meditar en las Escrituras y a utilizarlas para ayudarles a responder a sus preguntas. Les ayudó a descubrir las lecciones del Evangelio en el mundo que les rodeaba mediante sus propias experiencias y valiéndose de ejemplos que ellos podían relacionar. Les invitó a ser testigos de Sus enseñanzas al enseñar y testificar a los demás y, de esta manera, profundizar en su comprensión de la doctrina.

Parte de sus responsabilidades como maestro de los jóvenes es preparar actividades de aprendizaje que sigan esos principios ejemplificados por el Salvador. Haga clic en los vínculos de la izquierda para ver ideas que puede utilizar para ayudar a los jóvenes a escudriñar las palabras de los profetas, ver ejemplos de los principios que esté enseñando y compartir el Evangelio con los demás. Puede adaptar esas ideas a cualquier tema de la lección.

Al planear actividades, recuerde que uno de sus objetivos principales en la enseñanza de los jóvenes es animarles a compartir lo que aprenden. Al prepararse para enseñar verdades, los jóvenes reciben la confirmación de éstas en su corazón y en su mente mediante el poder del Espíritu Santo. El compartir el Evangelio con los demás permite también a los jóvenes fortalecerse mutuamente, pues el oír a un compañero compartir una verdad del Evangelio tiene más poder que escucharla de un líder o maestro.