cerrar
Saltar navegador principal

¿Cómo puedo invitar a otras personas a llegar a ser más como el Salvador?

Jesucristo invitó a Sus discípulos a que le siguieran, guardaran Sus mandamientos y llegaran a ser como Él. Como miembros de la Iglesia, tenemos la responsabilidad de seguir Su ejemplo e invitar a otras personas a aprender de Él. Todos podemos mejorar nuestra habilidad de invitar a otros a venir a Cristo y perfeccionarse en Él.

Prepararse espiritualmente

Con espíritu de oración, estudie los siguientes materiales de consulta y pasajes de las Escrituras. ¿Qué ayudará a los jóvenes a comprender cómo invitar a otras personas a venir a Cristo?

Marcos 10:17–22; Lucas 10:25–37; (Ejemplos de Jesús invitando a otras personas a vivir los principios del Evangelio)

Mateo 11:28–30; Moroni 10:32 (Invitaciones para venir a Cristo)

D. Todd Christofferson, “La voz de amonestación”, Liahona, mayo de 2017, págs. 108–111.

Bradley D. Foster, “No es demasiado pronto ni demasiado tarde”, Liahona, noviembre de 2015, pág. 50–52.

Henry B. Eyring, “Elevemos nuestra voz de amonestación”, Liahona, enero de 2009, págs. 2–7.

¿Cómo ayudo a las personas a hacer y a guardar compromisos?”, Predicad Mi Evangelio, 2004, págs. 195-201.

Videos: “Invitar a todos a venir a Cristo: Compartir el Evangelio”, “Ejemplos de la forma de ministrar”, “Los miembros y los misioneros en unión”

Relacionar los conceptos

Dedique los primeros minutos de cada clase a ayudar a los jóvenes a relacionar lo que están aprendiendo en otros lugares (tales como el estudio personal, seminario, otras clases de la Iglesia o experiencias con los amigos). ¿Cómo puede ayudarles a ver la relevancia del Evangelio en la vida cotidiana? Las siguientes ideas pueden ayudarle:

  • Invite a los jóvenes a compartir una experiencia reciente en la que se les invitó a vivir un principio del Evangelio. ¿Cómo les ayudaron esas invitaciones a mejorar su vida y llegar a ser más como el Salvador?
  • Invite a los jóvenes a leer ejemplos de las Escrituras en los que el Salvador invitó a los demás a vivir un principio del Evangelio (véanse los pasajes de esta reseña). ¿Qué podemos aprender del ejemplo del Salvador sobre el invitar a otras personas a vivir el Evangelio?

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes ayudará a los jóvenes a entender cómo invitar a otras personas a venir a Cristo y tener más confianza al hacerlo. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su clase:

  • Invite a los jóvenes a que compartan experiencias de cuando alguien les ha advertido acerca de alguna situación peligrosa. ¿En qué se parecen estas experiencias a nuestra responsabilidad de amonestar al prójimo e invitarlo a seguir a Jesucristo? Escoja partes del discurso del élder D. Todd Christofferson “La voz de amonestación” para que los jóvenes repasen y busquen el consejo él da acerca de cómo debemos afrontar la responsabilidad de amonestar al prójimo. Considere presentar una situación a los jóvenes en la que tengan la oportunidad de amonestar a un amigo sobre las consecuencias de una decisión que hubiera quebrantado uno de los mandamientos. Concédales tiempo para que escriban y compartan las respuestas que sigan el consejo del élder Christofferson. ¿De qué forma amonestarían a alguien que es miembro de la Iglesia a diferencia de como lo harían con alguien que no es miembro?
  • Invite a los miembros de la clase a leer la historia de Pablo y su papá en el discurso del élder Bradley D. Foster, “No es demasiado pronto ni demasiado tarde”. ¿Cómo el papá de Pablo lo ayudó a ser más como Cristo? ¿Cómo podrían los jóvenes aplicar lo que aprendieron de este relato para invitar a otras personas a ser más como Cristo? Por ejemplo, invite a los jóvenes a que hagan una representación de cómo podrían seguir el modelo que utilizó el papá de Pablo para ayudar a un amigo o familiar a vivir un principio del Evangelio que les resulte difícil. 
  • Como clase, lean la sección titulada “Haga preguntas directas” en Predicad Mi Evangelio, pág. 213. Invite a los jóvenes a pensar en situaciones en las que podrían utilizar preguntas para ayudar a un amigo o familiar a hacer cambios positivos en su vida (algunos ejemplos pueden incluir ayudar a un amigo a superar el hábito de usar malas palabras, o motivar a un miembro de la familia a asistir a la Iglesia). ¿Cuáles son algunas preguntas directas que pueden formular en tales situaciones? ¿Cómo pueden formular estas preguntas? ¿Cuándo las pueden preguntar? Considere analizar otras secciones del capítulo “¿Cómo ayudo a las personas a hacer y a guardar compromisos?”, en las páginas 211–220 de Predicad Mi Evangelio.
  • Invite a los jóvenes a pensar en alguien a quien les gustaría invitar a vivir un principio del Evangelio. Pídales que lean la sección “El amor es lo primero”, del artículo del presidente Henry B. Eyring “Elevemos nuestra voz de amonestación”, o vean el video “Ejemplos de la forma de ministrar”. Invítelos a escribir en la pizarra los principios que aprendan y que les ayudarán a extender una invitación a la persona en la que estén pensando. ¿Cómo extenderían la invitación? ¿Qué dirían ellos?
  • Invite a los jóvenes a leer las Escrituras en esta reseña que contienen invitaciones a venir a Cristo. ¿Qué bendiciones se prometen a aquellos que vienen a Cristo en estos pasajes de las Escrituras? Muestre uno de los videos que se sugieren en esta reseña e invite a los jóvenes a compartir cómo las personas del video fueron bendecidas por las invitaciones sencillas de sus amigos y familiares. ¿Qué invitaciones sencillas pueden extender los jóvenes a sus amigos y familiares? ¿Cómo serán bendecidos sus amigos y familiares al aceptar la invitación?

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido hoy. ¿Comprenden ellos cómo invitar a otras personas para llegar a ser más como el Salvador? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a este tema?

Invítelos a actuar

Pregunte a los jóvenes qué se sienten inspirados a hacer a raíz de lo que aprendieron hoy y aliéntelos a actuar de acuerdo con esos sentimientos. Considere maneras en que puede hacer un seguimiento.