Saltar navegador principal

¿Cómo puedo comprender los símbolos que se utilizan para enseñar acerca de la Segunda Venida?

Cuando el Salvador y Sus siervos enseñaron acerca de la Segunda Venida, utilizaron con frecuencia símbolos y parábolas; por tanto, podemos profundizar nuestra comprensión de los acontecimientos que la precederán al aprender el modo de interpretar el significado de esos símbolos.

Prepararse espiritualmente

Estudie con espíritu de oración los siguientes recursos y pasajes de las Escrituras. ¿Qué ayudaría a los jóvenes a comprender los símbolos y las parábolas relacionadas con la Segunda Venida?

Mateo 13:24–30; D. y C. 86:1–7 (La parábola del trigo y la cizaña)

1 Tesalonicenses 5:2–8; 2 Pedro 3:10–14; D. y C. 106:4–5; José Smith—Mateo 1:46–48 (La Segunda Venida vendrá como ladrón en la noche)

Mateo 25:1–13; D. y C. 45:56–57; 63:54 (La parábola de las diez vírgenes)

D. y C. 45:34–39; José Smith—Mateo 1:38–39 (La parábola de la higuera)

José Smith—Mateo 1:49–54 (La Segunda Venida se compara con un señor que visita a sus siervos fieles e inicuos)

Dallin H. Oaks, “La preparación para la Segunda Venida”, Liahona, mayo de 2004, págs. 7–10.

Comparaciones y lecciones prácticas”, La enseñanza: El llamamiento más importante, págs. 184–185

Videos: “Aquellos que son prudentes”, “No os turbéis”

Relacionar los conceptos

Dedique los primeros minutos de cada clase a ayudar a los jóvenes a relacionar lo que están aprendiendo en otros lugares (tales como el estudio personal, seminario, otras clases de la Iglesia o experiencias con los amigos). ¿Cómo puede ayudarles a ver la relevancia del Evangelio en la vida cotidiana? Las siguientes ideas pueden ayudarle:

  • Pida a los jóvenes que hagan una lista de las verdades del Evangelio que hayan aprendido y analicen cómo se relacionan entre sí.
  • Invite a los jóvenes a leer la cita del presidente Boyd K. Packer acerca de utilizar comparaciones en la sección titulada “Comparaciones y lecciones prácticas” en la página 184 de La Enseñanza: El llamamiento más importante. ¿De qué modo las comparaciones (tales como los símbolos o las parábolas) nos ayudan a comprender los principios del Evangelio? ¿Qué comparaciones de las Escrituras que enseñan acerca de la Segunda Venida conocen los jóvenes?

 

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes ayudará a los jóvenes a comprender los símbolos que se utilizaron para enseñar acerca de la Segunda Venida. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su clase:

  • Invite a los jóvenes a leer los pasajes de las Escrituras de esta reseña y a describir la parábola de las diez vírgenes (o muestre el video “Aquellos que son prudentes”). Pida a los jóvenes que hagan dos columnas en una hoja de papel y les pongan por título “La parábola de las diez vírgenes” y “La Segunda Venida”, y que luego tomen en cuenta individualmente las comparaciones que hizo el Salvador. Invite a los jóvenes a escribir los componentes de la parábola en la primera columna, tales como las vírgenes prudentes, el novio y el aceite, mientras que en la segunda columna pueden incluir aquellas cosas que representen la Segunda Venida. Si necesitan ayuda, comparta con ellos “La parábola de las diez vírgenes” (Liahona, marzo de 2009, págs. 20–21). Analicen juntos lo que hayan aprendido y lo que hayan sido inspirados a hacer después de estudiar esta parábola.
  • Pida a cada uno de los jóvenes que lea las referencias de las Escrituras que se encuentran en esta reseña en que la Segunda Venida de Jesucristo se comparó con un ladrón en la noche. Pídales que analicen lo que aprendieron acerca de la Segunda Venida. ¿Para quiénes será como un ladrón la Segunda Venida? ¿Qué dicen las Escrituras que podemos hacer para estar preparados? Invite a los jóvenes a pensar en comparaciones personales que describan la Segunda Venida y pídales que las compartan con el resto de la clase.
  • Como clase, lean José Smith—Mateo 1:49–54. Pida a los jóvenes que analicen la diferencia entre los dos siervos. ¿De qué modo hay personas en nuestros días como el siervo inicuo? ¿Cuáles fueron las consecuencias de las acciones de los siervos? Pida a los jóvenes que escojan uno de los pasajes de las Escrituras de las notas al pie de página correspondientes a esos versículos y las lean. Invítelos a compartir cualquier otro pensamiento o comprensión que hayan obtenido acerca de la comparación al leer esos pasajes adicionales.
  • Pida a los jóvenes que imaginen que un amigo ha expresado temor sobre los acontecimientos que precederán a la Segunda Venida. ¿Qué le dirían ellos a ese amigo para tranquilizarlo? Muestre el video “No os turbéis”, y pida a los jóvenes que escriban otras cosas que les fuera posible compartir con su amigo, incluyendo pasajes de las Escrituras. Invite a los jóvenes a utilizar lo que aprendieron para hacer una dramatización en la que tranquilizan a un amigo que se siente preocupado acerca de la Segunda Venida.
  • Pida a la mitad de la clase que lea la sección III del discurso del élder Dallin H. Oaks “La preparación para la Segunda Venida”, y a la otra mitad la sección IV, y pídales que reconozcan y compartan los símbolos que el élder Oaks menciona en relación con la Segunda Venida. ¿Qué representan esos símbolos? Pida a los jóvenes que anoten sus respuestas a las siguientes preguntas del élder Oaks: “¿Y si el día de Su venida fuese mañana?… ¿qué haríamos hoy? ¿Qué confesiones haríamos? ¿Qué dejaríamos de hacer? ¿Qué problemas o desacuerdos solucionaríamos? ¿A quién perdonaríamos? ¿De qué cosas testificaríamos?” (Liahona, mayo de 2004, pág. 9).

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido hoy. ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Han comprendido las parábolas y símbolos relacionados con la Segunda Venida? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a este tema?

Invítelos a actuar

Pregunte a los jóvenes qué se sienten inspirados a hacer debido a lo que aprendieron hoy y aliéntelos a actuar de acuerdo con esos sentimientos. ¿Qué oportunidades tienen de enseñar a los demás acerca de los símbolos de la Segunda Venida?