Saltar navegador principal

¿Cómo puedo aprender a ver la mano del Padre Celestial en todas las cosas?

El profeta Alma enseñó: “Todas las cosas indican que hay un Dios” (Alma 30:44). El Padre Celestial nos ama y nos bendice todos los días. Si somos observadores, podemos ver la evidencia de Su poder e influencia en nuestra vida y en el mundo que nos rodea. Aunque quizás no lo veamos personalmente, el reconocer Su mano en todas las cosas puede fortalecer nuestro testimonio de que Él vive.

Prepararse espiritualmente

Estudie con espíritu de oración los siguientes recursos y pasajes de las Escrituras. ¿Qué ayudará a los jóvenes a reconocer la mano de Dios en sus vidas?

Salmo 145:9; 1 Nefi 1:20 (Las entrañables misericordias del Señor están sobre todas Sus obras)

Alma 30:44; Moisés 6:63 (Todas las cosas testifican que hay un Dios)

D. y C. 59:21 (Ofendemos a Dios cuando dejamos de reconocer Su mano en todas las cosas)

Henry B. Eyring, “¡Oh recordad, recordad!”, Liahona, noviembre de 2007, págs. 66-69; véase también el video “¡Oh recuerda, recuerda!

David A. Bednar, “Las tiernas misericordias del Señor”, Liahona, mayo de 2005, págs. 99–102; véase también el video “Las tiernas misericordias del Señor

David A. Bednar, “Prestos para observar”, Liahona, diciembre de 2006, págs. 31–36

Videos: “Dios es nuestro Padre”, “Vivíamos con Dios “The Will of God”

¡Grande eres Tú!, Himnos, Nº 41

Relacionar conceptos

Dedique los primeros minutos de cada clase a ayudar a los jóvenes a relacionar lo que están aprendiendo en otros lugares (tales como el estudio personal, seminario, otras clases de la Iglesia o experiencias con los amigos). ¿Cómo puede ayudarles a ver la relevancia del Evangelio en la vida cotidiana? Las siguientes ideas pueden ayudarle:

  • Pida a los jóvenes que compartan experiencias que hayan tenido durante la semana pasada que hayan fortalecido su testimonio del Evangelio.
  • Comparta una experiencia en la que haya reconocido la evidencia de que Dios guía su vida, lo protege o bendice. Comparta su testimonio del Padre Celestial.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes ayudará a los jóvenes a comprender el modo de reconocer la mano de Dios en sus vidas. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más actividades que resulten mejor para su clase:

  • Muestre uno de los videos que se sugieren en esta reseña de aprendizaje. Pida a los jóvenes que escuchen las razones por las cuales las personas del video creían en Dios. ¿Qué evidencia de Su mano veían esas personas en el mundo que les rodeaba? ¿Qué evidencia adicional ven los jóvenes? Invítelos a compartir sus testimonios de la influencia del Padre Celestial en sus vidas.
  • Pida a los jóvenes que lean el discurso del presidente Henry B. Eyring “¡Oh recordad, recordad!” o vean el video relacionado. ¿Qué bendiciones recibió el presidente Eyring al buscar la mano de Dios en su vida? Pida a los jóvenes que piensen acerca de las experiencias que tengan y que respondan las preguntas que sugiere el presidente Eyring: “¿Me envió Dios algún mensaje que era exclusivamente para mí? ¿Vi Su mano bendecir mi vida?”. Aliéntelos a compartir sus respuestas en parejas o en grupos pequeños. Invite a los jóvenes a determinar lo que harán para “encontrar maneras de reconocer y recordar la bondad de Dios”.
  • Invite a los jóvenes a cantar, escuchar o leer las estrofas del himno “¡Grande eres tú!”. Pídales que hagan una lista o dibujen en la pizarra aquello que indique la grandeza de Dios en el himno (también podrían leer las Escrituras que se citan al final del himno). ¿Qué otras cosas podrían agregar los jóvenes a la lista que les testifican del poder y el amor de Dios? Invite a los jóvenes a pensar en formas creativas de expresar sus testimonios del Padre Celestial. Por ejemplo, podrían utilizar sus listas para escribir por sí mismos un breve himno o podrían tomar fotografías y preparar una presentación. Invítelos a compartir en una clase futura lo que hayan realizado.
  • Escriba las siguientes frases incompletas en la pizarra: “Yo definiría una entrañable misericordia como _______. Un ejemplo de una entrañable misericordia es ________. No puedo darme cuenta de una entrañable misericordia si _______”. Invite a los jóvenes a pensar acerca de cómo les gustaría completar esas frases mientras lean la sección “¿Qué son las entrañables misericordias del Señor?” del discurso del élder David A. Bednar “Las entrañables misericordias del Señor” (o al ver el video del mismo título). Pídales que compartan sus pensamientos. ¿Qué ejemplos de las entrañables misericordias notan los jóvenes en sus vidas? ¿Cómo han fortalecido esas experiencias su testimonio del Padre Celestial? Invítelos a pensar en alguien con quien puedan compartir sus experiencias para ayudarlos a fortalecer su fe.

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido hoy. ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Comprenden cómo reconocer la mano de nuestro Padre Celestial en su vida? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Valdría la pena dedicarle más tiempo a este tema?

Invitar a los jóvenes a actuar

Aliente a los jóvenes a tratar de reconocer la mano de Dios en sus vidas durante la semana que viene. Invítelos a compartir sus experiencias al comienzo de la lección de la semana siguiente.