Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal

¿Por qué el aprender es una parte importante del plan del Padre Celestial?

Una de las razones principales por las que el Padre Celestial nos envió a la Tierra fue para que tengamos experiencias que nos ayuden a aprender y a llegar a ser más semejantes a Él. Si somos obedientes y enseñables, Él nos ayudará a aprender lo que tenemos que saber, línea por línea, a lo largo de nuestra vida. El Padre Celestial espera que utilicemos el conocimiento que hayamos adquirido para bendecir a los demás y para edificar Su reino.

Prepararse espiritualmente

Con espíritu de oración, estudie los siguientes materiales de consulta y pasajes de las Escrituras. ¿Qué le inspira a buscar conocimiento a lo largo de la vida?

2 Nefi 28:27–30; D. y C. 98:11–12 (El Señor ha prometido enseñarnos “línea por línea” a medida que estudiemos y vivamos lo que aprendemos)

Alma 12:9–11; D. y C. 50:40 (Si somos obedientes y enseñables, seguiremos aprendiendo durante toda nuestra vida)

D. y C. 88:77–80 (El Señor desea que aprendamos; de esa manera, estaremos preparados para magnificar nuestros llamamientos)

Dieter F. Uchtdorf, “¿Soy yo, Señor?”, Liahona, noviembre de 2014, págs. 56–59.

Dallin H. Oaks y Kristen M. Oaks, “La educación y los Santos de los Últimos Días”, Liahona, abril de 2009, págs. 26–31.

La educación académica”, Para la Fortaleza de la Juventud, 2011, págs. 9–10.

Plan de salvación”, Leales a la fe, 2004, págs. 143–146.

Video: “Sabes lo suficiente” (El élder Neil L. Andersen enseña que el aprendizaje tiene lugar línea por línea)

Relacionar conceptos

Dedique los primeros minutos de cada clase a ayudar a los jóvenes a relacionar lo que están aprendiendo en otros lugares (tales como el estudio personal, seminario, otras clases de la Iglesia o experiencias con los amigos). ¿Cómo puede ayudarles a ver la relevancia del Evangelio en la vida cotidiana? Las siguientes ideas pueden ayudarle:

  • ¿Qué han aprendido los jóvenes sobre aspectos del Plan de Salvación como los convenios, la obediencia, la Expiación o la vida después de la muerte? ¿Cómo pueden compartir entre ellos lo que han aprendido?
  • Escriba en la pizarra: “¿Por qué el aprender es una parte importante del plan de nuestro Padre Celestial?”. Deles tiempo a lo largo de la lección para reflexionar sobre esa pregunta y escribir algunas posibles respuestas. Al final de la clase invítelos a compartir lo que escribieron.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes le permitirá inspirar a los jóvenes a aprender durante toda la vida. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más que resulten mejor para su clase:

  • Escriba en la pizarra: ¿Por qué el aprendizaje es una parte importante del plan de nuestro Padre Celestial? Pida a los jóvenes que piensen en esta pregunta mientras leen la sección titulada “La vida examinada” en el discurso del presidente Dieter F. Uchtdorf “¿Soy yo, Señor?”. Concédales tiempo para compartir sus reflexiones. Invítelos a hablar acerca de los cambios que han hecho en su vida como resultado de haber estudiado las Escrituras o las enseñanzas de los profetas vivientes.
  • Invite a cada uno de los jóvenes a leer uno de los pasajes indicados en esta reseña mientras buscan los principios de aprendizaje. Pida que cada uno haga un dibujo o diagrama que represente los principios del pasaje de las Escrituras. Pida a los jóvenes que utilicen sus láminas para enseñarse los unos a los otros acerca de lo que lean. ¿Qué les enseñan esas Escrituras acerca de la importancia del aprendizaje en el plan del Padre Celestial?
  • Invite a los jóvenes a leer la sección “La educación académica” en Para la Fortaleza de la Juventud, incluso las referencias de las Escrituras. Pida a la mitad de la clase que busque lo que Padre Celestial desea que hagamos y pida a la otra mitad que determine las bendiciones que Él ha prometido. Invítelos a compartir lo que hayan encontrado y a escoger algo que piensen que tienen que hacer para mejorar. Analicen como clase las maneras en que podrían mejorar en esos aspectos y aliente a los jóvenes a que se pongan metas personales para aplicar el consejo del Señor.
  • Muestre el video “Sabes lo suficiente”, e invite a los jóvenes a compartir lo que hayan aprendido del élder Neil L. Andersen acerca de cómo obtener conocimiento. ¿Qué le dirían a un amigo que tiene dificultades para comprender todo acerca del Evangelio? ¿Cómo ayudarían a su amigo a comprender la función del aprendizaje en el plan del Padre Celestial?
  • Pida a los jóvenes que lean “Plan de salvación” en Leales a la fe (páginas 143–146), inclusive las citas de las Escrituras, y que encuentren algo que no sepan todavía. Invítelos a que hablen de lo que hayan aprendido y analicen la razón por la cual el Padre Celestial desea que sigamos buscando conocimiento.

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido hoy. ¿Comprenden la importancia del aprendizaje en el plan del Padre Celestial? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Invitar a los jóvenes a actuar

  • Invite a los jóvenes a pensar en una parte del Plan de Salvación que les gustaría enseñar a un amigo o familiar. ¿Qué podrían hacer para aprender sobre ese tema?
  • Comparta su testimonio de las bendiciones que recibimos cuando procuramos aprender durante toda la vida.