Los menús de LDS.org han cambiado. Más información. cerrar
Saltar navegador principal

¿Qué puedo aprender de los profetas y apóstoles vivientes?

Los profetas y apóstoles vivientes reciben revelación para guiar a la Iglesia y su consejo refleja la voluntad del Señor, quien nos conoce perfectamente y comprende nuestras dificultades. Sus enseñanzas nos pueden ayudar con los desafíos que enfrentamos en la actualidad. Somos bendecidos al recibir la guía de profetas y apóstoles vivientes, y al recibir sus consejos cada seis meses durante la conferencia general.

Prepararse espiritualmente

Al estudiar estas fuentes de consulta, busque las verdades que ayudarán a los jóvenes a aprender el valor de las enseñanzas de los profetas vivientes en su vida.

Mosíah 8:16–18 (Un vidente puede ser un gran beneficio para sus semejantes)

D. y C. 1:38; 68:3–4 (Cuando los siervos del Señor hablan por el Espíritu, lo que dicen es Escritura)

Henry B. Eyring, “Donde estén dos o tres congregados”, Liahona, mayo de 2016, págs. 19–22.

Ronald A. Rasband, “Asombro me da”, Liahona, noviembre de 2015, págs. 89–90.

Gary E. Stevenson, “verdades claras y preciosas”, Liahona, noviembre de 2015, págs. 91–92.

Dale G. Renlund, “A través de los ojos de Dios”, Liahona, noviembre de 2015, págs. 93–94.

Discursos de la reciente conferencia general ofrecidos por miembros de la Primera Presidencia y del Cuórum de los Doce

Profetas”, Leales a la Fe, págs. 148–150.

Relacionar los conceptos

Dedique los primeros minutos de cada clase a ayudar a los jóvenes a relacionar las cosas que están aprendiendo en otros lugares, tales como el estudio personal, seminario, otras clases de la Iglesia o experiencias con los amigos. ¿Cómo puede ayudarles a ver la relevancia del Evangelio en la vida cotidiana? Las siguientes ideas pueden ayudarle:

  • Invite a los jóvenes a compartir una experiencia reciente en la que alguien les hizo una pregunta acerca del Evangelio. ¿Cómo respondieron?
  • Pida a los jóvenes que compartan un discurso que les haya impactado de la conferencia general más reciente. Pregúnteles por qué fue significativo para ellos.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes ayudarán a los jóvenes a encontrar respuestas a sus desafíos en las palabras de los profetas vivientes. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más actividades que resulten mejor para su clase:

  • En su discurso titulado “Donde estén dos o tres congregados”, el presidente Henry B. Eyring usa la parábola del sembrador para explicar la importancia de preparar nuestro corazón para recibir la palabra de Dios. Invite a los jóvenes a repasar la porción del discurso del presidente Eyring donde comparte la parábola y a que hagan un dibujo mostrando lo que hayan aprendido. ¿Qué “semillas” de la conferencia general más reciente podrían plantar ellos en sus corazones? Podría traer copias del discurso que usted considere que sea relevante para los jóvenes y pedirles que lo lean y encuentren semillas de verdad en las que podrían actuar sobre ellas.

  • Ayude a la clase a hacer una lista de los desafíos que afrontan los jóvenes en la actualidad. Invite a cada uno de los jóvenes a seleccionar uno de esos desafíos y a buscar en los discursos de la conferencia general más reciente el consejo que podría ayudar a alguien a superarlo. Sugiera que utilicen el “Índice de temas” del ejemplar más reciente de la conferencia de la revista Liahona.
  • Muestre un discurso de una conferencia general reciente pronunciado por el presidente Thomas S. Monson. Pida a los jóvenes que presten atención a las amonestaciones y consejos que sean particularmente de importancia para la gente de su edad, y que preparen un discurso de cinco minutos de duración utilizando el consejo que encontraron. Deje que practiquen el dar discursos entre ellos en clase.
  • Como clase, escuchen o vean un discurso de la conferencia general que podría ser significativo para los jóvenes. Pídales que determinen las verdades eternas, los pasajes de las Escrituras, las invitaciones a actuar y las bendiciones prometidas en el discurso. (Si el tiempo es limitado, consideren ver sólo ciertas partes del discurso.)
  • Invite a los miembros de la clase a leer juntos “Profetas” de Leales a la Fe. Pídales que busquen las funciones de los profetas descritas en lo que leyeron y que las anoten en la pizarra. Entregue a cada joven uno de los siguientes discursos: “Asombro me da” por el élder Ronald A. Rasband, “Verdades claras y preciosas” por el élder Gary E. Stevenson, y “A través de los ojos de Dios” por el élder Dale G. Renlund. Invítelos a buscar y compartir ejemplos del élder Rasband, élder Stevenson y élder Renlund cumpliendo esas funciones, así como también cualquier función adicional que encuentren de los profetas. ¿Qué bendiciones han recibido los jóvenes gracias a que los profetas cumplieron sus funciones? 

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden lo que pueden aprender de los profetas y apóstoles vivientes? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a este tema?

Invítelos a actuar

Invite a los jóvenes a estudiar los discursos de la conferencia general más reciente como parte de su estudio del Evangelio. Aliéntelos a compartir con la clase lo que hayan aprendido.

A medida que se acerque la próxima conferencia general, aliente a los jóvenes a prepararse para hacer una lista de las preguntas que tengan e invítelos a escuchar con espíritu de oración para encontrar respuestas en los discursos de la conferencia.