Saltar navegador principal

¿Cómo puedo llegar a ser autosuficiente espiritualmente?

La autosuficiencia espiritual es esencial para nuestro bienestar eterno. Cuando somos autosuficiente espiritualmente, nuestro testimonio no depende del testimonio de los demás. Procuramos tener nuestras propias experiencias espirituales por medio de la oración diaria, del estudio de las Escrituras y del ejercer la fe en Jesucristo. Acudimos al Padre Celestial a fin de pedir Su ayuda para resolver nuestros problemas difíciles. También estamos preparados para fortalecer a los demás en sus momentos de necesidad espiritual.

Prepararse espiritualmente

Estudie los siguientes recursos y pasajes de las Escrituras con espíritu de oración. ¿Qué ayudará a los jóvenes a comprender la importancia de la autosuficiencia espiritual?

Mateo 25:1–13 (La parábola de las diez vírgenes)

Mormón 9:27 (Debemos labrar nuestra propia salvación)

Moroni 10:3–5 (Podemos conocer la verdad por nosotros mismos)

D. y C. 58:26–28 (Somos nuestros propios agentes para efectuar justicia)

D. y C. 130:18–19 (La diligencia y la obediencia nos ayudan a adquirir conocimiento e inteligencia)

Dieter F. Uchtdorf, “El poder de un testimonio personal”, Liahona, noviembre de 2006, págs. 37–39.

Robert D. Hales, “Volver en sí: La Santa Cena, el templo y el sacrificio al servir”, Liahona, mayo de 2012, págs. 34–36.

David A. Bednar, “Convertidos al Señor”, Liahona, noviembre de 2012, págs. 106–109.

Video: “Aquellos que son prudentes”; véase también Doctrina y Convenios e Historia de la Iglesia: DVD de recursos visuales

Relacionar los conceptos

Dedique los primeros minutos de cada clase a ayudar a los jóvenes a relacionar lo que están aprendiendo en otros lugares (tales como el estudio personal, seminario, otras clases de la Iglesia o experiencias con los amigos). ¿Cómo puede ayudarles a ver la relevancia del Evangelio en la vida cotidiana? Las siguientes ideas pueden ayudarle:

  • Invite a los jóvenes a que cuenten algo que hayan hecho recientemente para aplicar lo que aprenden en la Escuela Dominical a su estudio personal del Evangelio.
  • Pida a un miembro de la clase que lea el párrafo que está al principio de esta lección e invite a los demás jóvenes a que estén atentos a escuchar respuestas a la pregunta: “¿Qué es la autosuficiencia espiritual?”. Concédales unos minutos para que escriban las respuestas a la pregunta y permítales que las compartan con el resto de la clase.

Aprender juntos

Cada una de las actividades siguientes permitirá a los jóvenes comprender cómo llegar a ser más autosuficientes espiritualmente. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más actividades que resulten mejor para su clase:

  • Pida a los jóvenes que lean los seis primeros párrafos del discurso del élder Robert D. Hales “Volver en sí: La Santa Cena, el templo y el sacrificio al servir”, e invítelos a escribir unas frases cortas que resuman lo que leyeron. ¿Qué creen que significa la frase “deseos espirituales”? Invítelos a meditar en cuanto a los deseos espirituales que tengan. Pídales que seleccionen una de las tres preguntas que se hacen en el quinto párrafo del discurso del élder Hales y que escriban una respuesta. Aliéntelos a compartir sus respuestas con la clase.
  • Invite a cada uno de los jóvenes a que lea uno de los pasajes de las Escrituras que se sugieren en esta reseña. Después de darles tiempo para que lean los versículos, divídalos en grupos de a dos e invítelos a que se entrevisten los unos a los otros y se hagan preguntas como la siguiente: ¿Qué dice el pasaje de las Escrituras que leíste? ¿Qué aprendiste sobre la autosuficiencia espiritual de esos versículos? ¿Qué te sientes inspirado a hacer a causa de lo que leíste? Brinde a los jóvenes la oportunidad de entrevistar a otros alumnos de la clase.
  • Pídales que lean la sección titulada: “¿Cómo obtenemos un testimonio?” del discurso del presidente Dieter F. Uchtdorf “El poder de un testimonio personal”. ¿Por qué es importante que cada uno de nosotros tenga su propio testimonio? Invite a los jóvenes a compartir cómo obtuvieron sus propios testimonios de la veracidad del Evangelio. Testifique de las bendiciones que ha recibido gracias a que usted tiene su testimonio personal. Como parte del análisis, podría leer esta cita del presidente Thomas S. Monson: “Para que podamos ser fuertes y soportar todas las fuerzas que nos arrastran en la dirección equivocada o todas las voces que nos invitan a tomar el camino equivocado, debemos tener nuestro propio testimonio. Ya sea que tengan 12 o 112 años, o cualquier edad, pueden saber por ustedes mismos que el evangelio de Jesucristo es verdadero” (“Atrévete a lo correcto aunque solo estés”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 62). ¿Qué otras cosas pueden hacer los jóvenes para llegar a ser autosuficientes espiritualmente?
  • Invítelos a leer Mateo 25:1–13 o muestre el video “Aquellos que son prudentes”. ¿Qué aprenden los jóvenes acerca de la autosuficiencia espiritual en esa parábola? Como parte del análisis, invite a los jóvenes a leer la sección titulada “Testimonio, conversión y la parábola de las diez vírgenes” del discurso del élder David A. Bednar “Convertidos al Señor”. ¿Qué pueden hacer los jóvenes para aumentar la cantidad de aceite que tienen en sus lámparas?

Pida a los jóvenes que compartan lo que hayan aprendido hoy. ¿Comprenden ellos cómo se puede llegar a ser autosuficiente espiritualmente? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a este tema?

Invítelos a actuar

Pregunte a los jóvenes qué se sienten inspirados a hacer a raíz de lo que aprendieron hoy y aliéntelos a actuar de acuerdo con esos sentimientos. Considere maneras en que puede hacer un seguimiento.