Saltar navegador principal

Introducción al nuevo Curso de estudio para los jóvenes

La parte más importante de esta reunión es su ejemplo. Todo lo que hace debe mostrar cómo invitar y despertar el interés en los demás al aprender a hacerlo— al compartir sus propios sentimientos y experiencias los unos con los otros. Busque la guía del Espíritu al utilizar esta reseña como guía en estos análisis.

¿Cómo enseñaba el Salvador?

¿Puede imaginarse al Salvador con Sus discípulos reunidos alrededor de Él?

¿Qué nota en cuanto a Su manera de enseñar y dirigir?

¿Cómo ayudó a los demás a aprender, a crecer espiritualmente y a convertirse a Su evangelio?

Poner en primer lugar las necesidades de los jóvenes

Vean “Decida qué enseñar”, o lea Enseñar el Evangelio a la manera del Salvador, pág. 8.

  • ¿Cómo cambiará esto los sentimientos de los jóvenes acerca de nuestras clases?
  • ¿Cómo puede trabajar con los padres y otros maestros para comprender lo que necesitan los jóvenes?
  • ¿Cuáles son las necesidades de nuestros jóvenes? ¿Cómo podrían ayudar nuestras clases?

Cada mes todos los maestros se centrarán en la misma doctrina, pero los maestros podrán elegir cada semana el tema de su lección. A veces necesitará más de una semana para enseñar una lección. Permita que las necesidades de los jóvenes, y no un horario estricto, dirija su enseñanza.

Cómo hacer descubrimientos juntos

Vean “Ayúdenos a descubrir el Evangelio”, o lea “Reseñas de aprendizaje” en Enseñar el Evangelio a la manera del Salvador, pág. 9.

  • ¿De qué manera será diferente esta experiencia de la que ya han tenido?
  • ¿Qué puede hacer usted para prepararse para enseñar de esa manera?

Revisen juntos una reseña de aprendizaje de, y compartan sus pensamientos en cuanto al nuevo curso de estudios.

La finalidad de estas reseñas no es indicarle lo que tiene que decir y hacer al enseñar, sino que han sido diseñadas para ayudarle a aprender la doctrina y a prepararse para captar el interés de los jóvenes por aprender, enseñar, descubrir y compartir el Evangelio.

Conducir a la conversión

Lea “Su propósito”, de Enseñar el Evangelio a la manera del Salvador, pág. 3.

  • ¿Cómo podemos ayudar a nuestros jóvenes a convertirse?

Vea “Enseñar el Evangelio a la manera del Salvador”, o lea las págs. 4–5 en Enseñar el Evangelio a la manera del Salvador, y compartan cualquier sentimiento adicional y testimonios juntos.

Pasos a seguir para maestros y líderes de los jóvenes