Saltar navegador principal

¿Qué es la Resurrección?

Gracias a la expiación de Jesucristo, todas las personas resucitarán. Nuestro cuerpo y nuestro espíritu se reunirán en un estado inmortal perfecto. La comprensión y el testimonio de la Resurrección pueden darnos esperanza y una visión correcta al experimentar los desafíos, las pruebas y los triunfos de la vida.

Prepararse espiritualmente

¿Qué pasajes de las Escrituras u otros recursos le podrían ayudar a enseñar a las jovencitas sobre la Resurrección? ¿Qué siente que debería compartir?

Lucas 24 (La resurrección de Jesucristo)

1 Corintios 15 (Gracias a que el Salvador venció la muerte, todos resucitaremos)

Alma 11:41–45 (Al resucitar, nuestro espíritu y nuestro cuerpo se reunirán y seremos juzgados)

Alma 40–41 (Alma explica la Resurrección a su hijo Coriantón)

Thomas S. Monson, “¡Ha resucitado!”, Liahona, mayo de 2010, págs. 87-90.

Thomas S. Monson, “Señora Patton: La historia continúa”, Liahona, noviembre de 2007, págs. 21–24.

D. Todd Christofferson, “La resurrección de Jesucristo”, Liahona, mayo de 2014

Video: “Ha resucitado”

Compartir experiencias

Al comienzo de cada clase, invite a las jóvenes a compartir, enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al poner en práctica lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Esto alentará la conversión personal y ayudará a las jóvenes a darse cuenta de la importancia que tiene el Evangelio en la vida cotidiana.

Presentar la doctrina

Elija alguna de las ideas siguientes, o utilice las suyas, para presentar la lección de esta semana:

  • Muestre una lámina del Salvador resucitado (por ejemplo, Libro de obras de arte del Evangelio, págs. 59–60). Pregunte a las jóvenes cómo explicarían la Resurrección a alguien que no esté familiarizado con ese concepto.
  • Pregunte a las jovencitas qué se celebra durante la Pascua de Resurrección. ¿Cuáles son algunos de los símbolos de la Pascua? ¿Qué enseñan esos símbolos en cuanto a la Resurrección?

Aprender juntas

Cada una de las actividades siguientes permitirá a las jóvenes comprender la Resurrección. Siguiendo la inspiración del Espíritu, seleccione una o más actividades que resulten mejor para su clase:

  • Seleccione algunos pasajes de 1 Corintios 15 acerca de la Resurrección. Invite a las mujeres jóvenes a que lean los pasajes, en grupos pequeños o en forma individual, y hagan un resumen de lo que aprendan acerca de la Resurrección (por ejemplo, los versículos del 1 al 8 se pueden resumir como “Hay testigos de la Resurrección”). ¿Por qué creen las jóvenes que es importante que sepan estas verdades acerca de la Resurrección?
  • Pida a las jóvenes que imaginen que una amiga que no es miembro de la Iglesia ha perdido a un ser querido. Divida la clase en dos, a una mitad asígneles que lean Alma 40 y a la otra mitad Alma 41. Pídales que hagan una lista de enseñanzas sobre la Resurrección que encuentren en esos capítulos que podrían compartir con sus amigos. A continuación, haga que compartan sus listas con el resto de la clase.
  • Como clase, haga una lista de personas de las Escrituras que fueron testigos de la resurrección del Salvador. Invite a las jóvenes a escudriñar el discurso del élder D. Todd Christofferson, “La resurrección de Jesucristo”, para encontrar otros ejemplos. Aliéntelas a buscar los testimonios de estos testigos en las Escrituras (en el discurso del élder Christofferson se proporcionan algunas referencias). ¿Qué aprendemos en cuanto al Salvador y Su resurrección por medio de estos testigos? Comparta su testimonio de la resurrección del Salvador e invite a algunas jovencitas a compartir el suyo.
  • Invite a las jóvenes a leer los relatos que el presidente Thomas S. Monson cuenta en sus discursos “¡Ha resucitado!” y “Señora Patton: La historia continúa”. Pídales que resuman los relatos en sus propias palabras y que hablen de lo que éstos les enseñan acerca de la Resurrección. ¿Qué les llama más la atención de los relatos?
  • Reparta varios ejemplares de Enseñanzas de los presidentes de la Iglesia (o haga copias de los capítulos seleccionados), e invite a las jóvenes a buscar las enseñanzas de los profetas de los últimos días acerca de la Resurrección. Pídales que compartan con la clase lo que encuentren.
  • Pida a las jovencitas que busquen himnos que hablen de la Resurrección. Canten algunos de ellos todas juntas. Aliente a las jóvenes a que lean los pasajes de las Escrituras que se indican al final de cada himno y analicen lo que aprenden de los himnos y de los pasajes correspondientes. Invítelas a compartir su testimonio y sus sentimientos en cuanto a la Resurrección.

Pida a las jovencitas que compartan lo que hayan aprendido. ¿Comprenden ellas mejor la Resurrección? ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a esta doctrina?

Vivir lo que se aprende

Invite a las jovencitas a considerar cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy. Por ejemplo, podrían:

  • Expresar su testimonio de la Resurrección. ¿Con quién podrían compartir su testimonio en los próximos días o las siguientes semanas? ¿Cómo podrían enseñarle a alguien lo que han aprendido?
  • Buscar respuestas a cualquier pregunta que aún tengan acerca de la Resurrección.